9 de diciembre de 2019
21 de noviembre de 2019

Un investigador de la UCO participa en un proyecto que usa la realidad virtual para extirpar tumores de forma automática

Un investigador de la UCO participa en un proyecto que usa la realidad virtual para extirpar tumores de forma automática
Integrantes del proyecto 'Hipernav' - UNIVERSIDAD DE CÓRDOBA

CÓRDOBA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El investigador Joaquín Olivares, responsable del grupo de investigación de Informática Avanzada de la Universidad de Córdoba (UCO), participa en el proyecto de investigación internacional 'Hipernav', que busca la utilización de la realidad virtual en los quirófanos para extirpar tumores de forma automática.

Según ha indicado la UCO en una nota, dicho proyecto comenzó su andadura hace tres años con el objetivo de avanzar en la tecnología automática para la extirpación de tumores en tejidos blandos. Concretamente, la investigación se ha centrado en la ablación de cáncer de hígado, uno de los tumores más frecuentes y que causa más mortalidad a nivel mundial.

Así, el personal sanitario entra al quirófano, se equipa con un casco de realidad virtual y, mientras observa una reproducción exacta del órgano en tres dimensiones, inicia la operación ayudándose de un computador que le guía en todo momento. Lo que hace una década era ciencia ficción, ahora es un hecho, pues la realidad virtual "ya está revolucionando el mundo de la cirugía".

La iniciativa, integrada por personas expertas en distintas ramas de la medicina e informática, ha desarrollado un nuevo sistema equipado con tecnología de alta precisión que es capaz de reducir los tiempos de esta operación de cuatro horas a solo una.

Según ha destacado Joaquín Olivares, único representante en España implicado en el proyecto, "el sistema provee al personal sanitario unos cascos de realidad virtual y una pantalla con la reconstrucción exacta del órgano del paciente en tres dimensiones".

"Una vez realizado el corte en el órgano, el personal utiliza una pantalla con una diana que se activa de color verde cuando el instrumental está bien posicionado sobre el tumor", ha dicho Olivares, quien ha explicado que, posteriormente, tras activar un botón, "una máquina realiza sola la ablación de forma automática con total precisión".

El sistema, que se nutre de las mejoras tecnológicas que en los últimos años se han incorporado al mundo de la cirugía y de la dilatada experiencia de los miembros que integran el proyecto, comenzó a probarse en animales y ya ha sido validado en humanos.

En Noruega se está construyendo una sala de hospital para este tipo de intervenciones y en Suiza ya se han realizado varias operaciones empleando esta tecnología con resultados satisfactorios. El post operatorio se reduce a uno o dos días al ser un procedimiento menos invasivo y, además, según ha afirmado Olivares, "con este mecanismo se pierde menor parte del hígado, por lo que también mejora la calidad de vida del paciente".

La Universidad de Córdoba, precisamente, ha trabajado sobre el procesamiento de las imágenes médicas, una de las partes fundamentales del proyecto y que permite la recreación del órgano y sus vasos en tres dimensiones. En concreto, el grupo de investigación de Informática Avanzada ha proporcionado las técnicas de computación de altas prestaciones para que el procesamiento se pueda realizar en tiempo real y con la adecuada resolución.

El proyecto, que ya está comenzando a trabajar sobre el cáncer de páncreas, aún tiene recorrido por delante. Este tipo de tecnología requiere un vasto volumen de datos, por lo que el reto, ha manifestado Olivares, "pasa por mejorar la capacidad de cómputo para incrementar la resolución de las imágenes". De esta forma, se podrá aumentar la precisión en las operaciones del futuro, un futuro en 3D que ha llegado para quedarse y en el que el personal sanitario supervisará operaciones ejecutadas por máquinas.

Contador

Lo más leído en Andalucía