4 de marzo de 2021
14 de julio de 2014

IU ve "nefasta" la gestión de la reordenación del transporte público en Granada con la Línea de Alta Capacidad

IU ve "nefasta" la gestión de la reordenación del transporte público en Granada con la Línea de Alta Capacidad
EUROPA PRESS

GRANADA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de IU en el Ayuntamiento de Granada ha considerado este lunes "nefasta" la gestión de la reordenación del transporte público que se ha hecho en Granada, con la entrada en funcionamiento de la Línea de Alta Capacidad (LAC), que está basada en la "improvisación".

Según ha indicado en rueda de prensa la concejal Maite Molina, la valoración positiva del sistema hecha desde el área de Movilidad del Ayuntamiento de Granada "es vivir al margen de la realidad con la que se enfrentan diariamente los usuarios del transporte público, tanto los vecinos de Granada como los turistas".

Según IU, el funcionamiento de la LAC responde a "la gestión de la improvisación más absoluta, y es una tomadura de pelo vender a base de gasto publicitario un transporte rápido, eficaz y moderno, y ponerlo en marcha sin tener las paradas de autobús de los trasbordos terminadas".

La edil de izquierdas ha señalado que la Línea de Alta Capacidad ha sido "un despilfarro económico municipal para una ciudad tan pequeña como Granada, donde en lugar de facilitar la movilidad en transporte público lo que se va a promover es el uso del transporte privado".

Molina ha señalado que "es un insulto a los usuarios del transporte público que se prolongue su gratuidad hasta el 31 de julio, ya que responde a una maniobra para intentar no recibir más quejas de las que ya se están recibiendo".

Entre las críticas, Molina ha enumerado por ejemplo que "las obras estén sin acabar en las paradas; las maquinas expendedoras de billetes todavía no ocupen su lugar; que haya que realizar trasbordos innecesarios; haya carencia de información en las paradas; o las paradas para los enlaces estén sin marquesinas".

La edil ha continuado indicando que "a todo ello se suma el agolpamiento de la gente en el interior de la LAC, que en la salida de la puerta trasera es imposible el acceso para personas con carritos, que tiene mucha capacidad pero muy pocos asientos, que el interior es sumamente estrecho, que los usuarios siguen desconociendo los enlaces para ir a sus barrios, que los mapas son inentendibles y que el cambio de la nomenclatura era innecesario porque solo se está generando más desconcierto entre los usuarios".

Por otro lado, Maite Molina ha apuntado que "no sabemos cómo van a hacer la revisión de los tickets, suponemos que tendrán que inventarse un mecanismo láser y pedir que los usuarios levanten las manos mostrando los billetes porque es absolutamente imposible transitar en su interior".

La edil de IU ha destacado, además, que los "grandes perjudicados" son los barrios: para ir a Haza Grande desde el Triunfo, la conexión más cercana está en Rector Marín Ocete; para tomar dirección Joaquina Eguaras, se ha de subir hasta la plaza San Isidro; desde el Palacio de Deportes hasta el parque Almunia "se tarda menos en ir andando que tener que coger tres autobuses".

Según ha incidido, desde el Zaidín hasta la Universidad, el U3 pasa por todo el Camino de Ronda y sube por Fuente Nueva, con lo que el recorrido se triplica. "Todo ello supone que el tiempo de los recorridos pasa de una media de 15/20 minutos a 40/50 minutos para llegar al destino debido a los trasbordos, en definitiva, recorridos kafkianos que entorpecen el uso del transporte público y que lo único que va a fomentar es el mayor uso del transporte privado y en el peor de los casos, la exclusión de la movilidad para las personas mayores y con movilidad reducida", ha sostenido Molina.

También el horario de verano supondrá invertir más tiempo, según la coalición de izquierdas, ya que la media de espera del autobús pasa de 10 minutos a entre 13 y 15.

Molina ha indicado también que "desde IU ya avisamos de la falta de recorrido alternativo en caso de cortes en Gran Vía, lo cual pudo comprobarse el pasado 9 de julio, sin previo aviso a los usuarios, sin planificación y sin tener las paradas adaptadas para la LAC a personas con movilidad reducida, con lo que las paradas para estos casos mantendrían un escalón importante de entre 30 y 40 centímetros a ras del suelo".

Para leer más