23 de enero de 2021
29 de julio de 2006

Jaén.-Bomberos de Andújar abandonan el ayuno al acordar con el Ayuntamiento las tres personas por turno que pedían

Resaltan que, "aunque el Consistorio vendió el acuerdo desde las 14.00 horas, éste no se alcanzó hasta pasadas ya las 19.00 horas"

ANDUJAR (JAEN), 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Independiente de Policía Local y Bomberos de Andújar (Sipba) anunció hoy que los 15 bomberos que conforman la plantilla de este Cuerpo en la localidad jienense finalizaron ayer el encierro y la huelga de hambre que mantuvieron durante dos días, tras alcanzar un acuerdo definitivo con el Ayuntamiento andujareño, por el cual, el Consistorio se compromete a garantizar que haya un mínimo de tres trabajadores por turno y por servicio.

En un comunicado remitido a Europa Press, el presidente de Sipba, Rafael A. Ramírez, explicó que, "a pesar de que el Ayuntamiento vendió el acuerdo a las 14.00 horas, la huelga no concluyó hasta pasadas ya las 19.00 horas de ayer, momento en el que, después de negarse en un principio, el alcalde de Andújar, Jesús Manuel Estrella, por fin firmó las condiciones alcanzadas" entre este sindicato y el concejal del ramo, Juan Vega Notario.

El presidente sindical explicó que este acuerdo se basa en el compromiso del Consistorio de establecer un personal mínimo de tres bomberos por turno, para lo cual, la Administración se compromete a modificar los Presupuestos Generales del municipio y la Oferta de Empleo Público, que, hasta el momento, contemplaba un mínimo de dos trabajadores por servicio. Además, aseguró que el Ayuntamiento prometió reclamar a Unespa un incremento de las subvenciones concedidas al servicio de bomberos.

"Como prueba de buena fe", Sipba indicó que, mientras el Consistorio resuelve los trámites de convocatorias y asignación de las nuevas plazas de bomberos, el Cuerpo de Andújar creará una Bolsa de Guardias Extraordinarias, "consistente en realizar hasta final de año horas extras, de las que sólo cobrarán el 50 por ciento, para cubrir ese nuevo tercer efectivo".

Según el presidente de Sipba, con este gesto, los bomberos pretenden "reducir lo máximo posible los gastos que debe afrontar el Ayuntamiento y demostrar que lo único que perseguían era una pronta solución a su situación de inseguridad laboral".

Por lo tanto, auguró que a partir de hoy comenzará a reestablecerse, "en la medida de lo posible", el servicio municipal de bomberos, ya que después de dos días de ayuno continuado, los trabajadores se encuentran "muy débiles y cansados". No obstante, Ramírez se mostró "convencido de que realizarán un gran esfuerzo para poder devolver lo antes posible la normalidad al municipio".

Durante las dos jornadas de huelga, los servicios médicos tuvieron que realizar el jueves un chequeo a los 15 bomberos. Además, dos de los bomberos que intentaban ayer trabajar, tuvieron que ser atendidos en urgencias, donde recibieron la baja médica ante el estado de debilidad que presentaban como consecuencia de estar dos días sin ingerir alimento alguno.

De otra parte, Sipba advirtió al Ayuntamiento de Andújar de que no abandonarán este tipo de protestas, una vez comprobado que, "tristemente, es la única manera de que les escuchen". En esta línea, recordó al Equipo de Gobierno que "aún debe cumplir con lo acordado en el convenio con la Policía Local".

Así, exigió a las autoridades locales que, una vez alcanzado un acuerdo con los bomberos, "elabore la Valoración de Puestos de Trabajo de la que carecen aún los empleados públicos, lo que provoca la desigualdad salarial entre trabajadores de la misma categoría y que no exista un organigrama ni una relación de funciones, entre otros aspectos necesarios para el correcto desarrollo de su trabajo", sentenció.