23 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 25 de agosto de 2008

    Jaén.- El proyecto del tramo Guadalbullón-Grañena de alta velocidad no necesitará evaluación de impacto medioambiental

    JAÉN, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La Secretaría de Estado de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) ha resuelto no someter a evaluación de impacto ambiental el proyecto del tramo Guadalbullón-Grañena de la línea de alta velocidad Madrid-Jaén, en la provincia de Jaén. Con esta resolución se resuelven las modificaciones del proyecto original, incluyendo una plataforma para doble vía en lugar de para una única vía.

    Según informó la Subdelegación del Gobierno central en un comunicado, el tramo, de 7.823 metros de longitud, se inicia en el cortijo de la Herradura, en el término de Mengíbar, y se dirige en sentido sur hacia Jaén. El nuevo proyecto prevé la construcción de una plataforma de 14 metros de ancho en lugar de los 9,5 metros del proyecto inicial.

    El trazado describe una curva que cruza el río Guadalbullón mediante un viaducto de 690 metros que permite a su vez salvar el arroyo Salado, en estructura para vía doble. A la altura de Venta del Llano interfiere con la carretera N-323 y la autopista A-44, que se salvan mediante un viaducto de 390 metros.

    Un poco más adelante el trazado discurrirá según la traza de la actual línea de ferrocarril, aunque dotándola de las características geométricas y estructurales propias de la alta velocidad.

    En su resolución, publicada el sábado pasado por el Boletín Oficial del Estado (BOE), la Secretaría de Estado de Cambio Climático señala que las afecciones de las obras son de poca envergadura en relación con el proyecto original, evaluado en su momento, y de magnitud y complejidad escasas, al tratarse básicamente de ampliar el ancho de ocupación y el área de apartadero para dar servicio a la doble circulación.