25 de mayo de 2019
26 de junio de 2008

Jaén.-Sucesos.- El Obispado dice que el sacerdote detenido fue advertido ante unos hechos con "indicios de escándalo"

JAÉN, 26 Jun. (EURPOA PRESS) -

El Obispado de Jaén informó hoy, una vez que ha trascendido que un sacerdote diocesano fue detenido acusado de un delito de estafa cometido contra un canónigo de la Catedral, de que ese sacerdote "fue advertido reiteradas veces ante una serie de hechos que mostraban indicios de escándalo ante algunos fieles".

Pese a todo, el Obispado recordó en un comunicado que la legislación civil garantiza la presunción de inocencia hasta que se dicte una resolución judicial firme que "establezca la imputabilidad de este acusado no pudiéndose hacer valoraciones últimas al respecto".

Aclarado este extremo, puntualizó que a través de las personas competentes ha hecho un seguimiento durante "largo tiempo" de los hechos que dieron origen a la detención de este hombre, que "nunca ha querido manifestar las motivaciones últimas por las que pedía dinero a los fieles, indicando siempre y en todo momento que lo hacía para realizar 'una obra de caridad'".

La autoridad diocesana lamentó y afirmó "dolerse" del "daño que haya podido causar la actitud y los hechos atribuibles a este sacerdote" y confió en que tanto la autoridad judicial como las investigaciones policiales aclaren cuáles son las motivaciones de este sacerdote para pedir dinero, motivaciones que se escapan del conocimiento de la autoridad diocesana, apostilló.

Mientras tanto, el Obispado manifestó que la autoridad eclesiástica ya ha tomado las "medidas canónicas cautelares que ha estimado oportunas en relación con el ejercicio del ministerio de este sacerdote" e insistió en que "todos los hechos acaecidos son de la exclusiva responsabilidad de este sacerdote".

Para concluir, explicó que el tratamiento de la información escrita ha sido riguroso al tiempo que deploró "cualquier clase de sensacionalismo que cuestione la acción evangelizadora de la Iglesia diocesana y de tantos sacerdotes que ejercen cabalmente el ministerio".

LOS HECHOS.

La Policía Nacional de Jaén informó ayer de que ha detenido a dos personas, una de ellas un sacerdote, acusados de estafar a lo largo de los últimos meses unos 50.000 euros a un canónigo de la Catedral.

Fuentes de la Policía Nacional consultadas por Europa Press explicaron que el sacerdote detenido, identificado como L.M.J., de 72 años, conoció al otro detenido, de 48 años de edad, porque este último solía pedir limosna a la entrada de una iglesia. En principio, se entabló una amistad entre ambos en la que el sacerdote entregó dinero a este para ayudarle.

El sacerdote acabó entregándole prácticamente todo lo que tenía --en el año 2000 llegó incluso a comprarle una casa-- y acudió a la víctima, que ha padecido varios ictus y tiene 78 años de edad, para pedirle también dinero para dar a ese otro hombre, requerimientos a los que este accedió en diversas ocasiones hasta que su familia se dio cuenta, según estas mismas fuentes.

En concreto, fue una hermana de la víctima quien empezó a investigar después de que en una ocasión en que su hermano estaba ingresado en el hospital acudió el sacerdote allí para que la víctima le firmara unos papeles. Ella le preguntó que para qué eran esos documentos y al no obtener una respuesta del detenido inició averiguaciones, con lo que se dio cuenta de que su hermano había sacado de su cartilla hasta 50.000 euros.