19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 26 de abril de 2008

    Jaén.- Tribunales.- Condenan a un joven por maltratar física y psíquicamente tanto a su madre como a su padrastro

    JAÉN, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El juzgado de lo Penal número dos de Jaén ha impuesto 21 meses de prisión y 180 jornadas de trabajo en favor de la comunidad a un joven de 26 años por maltratar tanto a su madre como a su padrastro, si bien le concede la suspensión de la pena siempre y cuando no delinca durante los próximos tres años.

    La sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, relata que el condenado tiene un trastorno psicótico inducido por tóxicos y convive con su madre y el marido de esta en Alcalá la Real (Jaén). Además, refleja que está desempleado y que "tiene poco interés en encontrar trabajo", especialmente desde que tuvo un accidente tras el que le tuvieron que extraer quirúrgicamente el bazo y un riñón. La convivencia de esta familia es "difícil" hasta el punto de que ha habido varios episodios violentos del joven hacia su madre y su marido.

    De hecho, ha golpeado en distintas ocasiones tanto al marido de su madre como a ella misma a la que una vez le tiró un mando de una consola a la cara dándole en la nariz y en un ojo. Además, habitualmente insulta a ambos y les acusa de ser los culpables de su accidente y de que son ellos quienes les metieron en la droga.

    Así, el juzgado de lo Penal número dos de Jaén condenó por conformidad de las partes al joven a que cumpla una pena de un año y nueve meses de prisión así como 180 jornadas de trabajo en beneficio de la comunidad con cinco horas diarias por un delito de malos tratos habituales y tres delitos de lesiones en el ámbito familiar.

    No obstante, le concede el beneficio de la suspensión de la ejecución de la pena --que ya es firme-- a condición de que durante los próximos tres años no cometa delito alguno, se fije un domicilio y ni se comunique ni aproxime a menos de cien metros de su madre y su padrastro. Además, le exige que se someta a un tratamiento de deshabituación de drogas en un centro homologado que deberá remitir cada seis meses informes.