26 de mayo de 2019
  • Sábado, 25 de Mayo
  • 17 de diciembre de 2010

    A juicio este viernes el acusado de dar 25 puñaladas al que creía amante de su esposa

    A juicio este viernes el acusado de dar 25 puñaladas al que creía amante de su esposa
    EP

    GRANADA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada acoge este viernes el juicio contra un hombre, de iniciales R.A.G., acusado de asestar más de 25 puñaladas al que creía amante de su esposa, que, a pesar de las acometidas, no murió, hechos por los que se enfrenta a un total de 12 años y nueve meses de prisión por un delito de intento de asesinato.

    Según consta en el escrito de acusación provisional de la Fiscalía, al que tuvo acceso Europa Press, los hechos se remontan al pasado 24 de septiembre de 2009, sobre las 12,00 horas, cuando el procesado se dirigió al domicilio de S.M.R., en la localidad de Salobreña (Granada), con la intención de preguntarle por su relación sentimental con la que era su esposa.

    Una vez allí, al comprobar que su mujer se encontraba en la vivienda de éste, se abalanzó contra él y, esgrimiendo un cuchillo de 10 centímetros de hoja, le asestó varias puñaladas "de manera sorpresiva", "guiado por la intención de causarle la muerte", y aprovechando que la víctima estaba de espaldas, lo que le impedía la posibilidad de defensa.

    Durante el transcurso de la agresión, S.M.R. logró huir, aunque fue inmediatamente alcanzado por el acusado, que, tras interceptarlo en una calle cercana, continuó propinándole hasta un total de 25 puñaladas, "guiado por el propósito de causarle el mayor sufrimiento, siendo todas dirigidas a zonas vitales tales como abdomen y tórax", lo que le afectó a pulmones y colon. Finalmente, R.A.G. depuso su actitud en la "creencia errónea" de que su víctima había fallecido.

    A consecuencia del apuñalamiento, S.M.R. sufrió diversas heridas por arma blanca en la mano, 25 heridas penetrantes en abdomen y tórax, perforación de ambos pulmones y colon, neumotórax, rotura de costilla derecha y fémur izquierdo, lesiones que le han dejado secuelas de movilidad.

    El fiscal pide, además de la pena de cárcel, el pago de una indemnización para la víctima de un total de 60.000 euros y también el abono de la atención sanitaria prestada al Servicio Andaluz de Salud. El inculpado permanece en prisión preventiva desde un día después de los hechos.