22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 30 de mayo de 2018

    La Junta anuncia una estrategia demográfica tras la pérdida de 134.341 habitantes en pequeños municipios

    La Junta anuncia una estrategia demográfica tras la pérdida de 134.341 habitantes en pequeños municipios
    PARLAMENTO ANDALUZ/ARCHIVO

    SEVILLA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

    El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, ha avanzado este miércoles que la administración autonómica va a elaborar su propia estrategia frente al reto demográfico, a partir de la estrategia nacional, y que va a impulsar que la atención a este problema se incorpore como elemento transversal en los programas del Gobierno.

    En su intervención ante la comisión parlamentaria de Presidencia, Jiménez Barrios ha destacado que la Junta está comprometida con los municipios que luchan por mantener su peso poblacional. Así, ha señalado la dimensión de la situación al indicar que, en lo que va de siglo, la mitad de los municipios andaluces han perdido población. En concreto, según ha apuntado, se han perdido 134.341 habitantes en el periodo 2000-2016.

    A pesar de estos datos, el vicepresidente ha explicado que el saldo vegetativo en Andalucía, junto al hecho de que no haya desaparecido ningún municipio y el fuerte desarrollo de la agricultura en algunas zonas de la comunidad, han contribuido a que se excluya a Andalucía, hasta el momento, del debate sobre los problemas de despoblación en España.

    Según ha indicado, el conjunto de políticas transversales desplegadas por parte de la Junta para fomentar la calidad de vida y para estimular la actividad económica en el medio rural, han permitido que la comunidad no tenga el grave problema de despoblamiento que existe en otras zonas de España. Y, en la misma línea, ha indicado que el Gobierno andaluz va a continuar poniendo el foco a través de sus políticas públicas en el medio rural.

    De hecho, ha apuntado que, en el ámbito de las políticas de la Consejería de Agricultura, en el actual periodo comunitario
    (2014-2020), se han presentado más de 2.700 proyectos de desarrollo por valor de 72 millones de euros. Según ha explicado, son iniciativas destinadas a la adecuación y dotación de infraestructuras y servicios, al desarrollo de actividades empresariales generadoras de empleo, a potenciar la empleabilidad de los jóvenes, a mejorar la competitividad de las pequeñas y medianas empresas y a la conservación y promoción del patrimonio rural.

    En este contexto, el vicepresidente ha hecho hincapié en que "resulta imprescindible" contar con una PAC fuerte, en un momento en el que la Comisión Europea propone su reducción para el próximo periodo de programación 2021-2027. En este punto, ha señalado que el Gobierno andaluz va a mantenerse "muy vigilante" en las negociaciones del nuevo marco financiero y a la "defensa que el Gobierno de la nación haga del campo andaluz, esencial para nuestro desarrollo económico, social y territorial y para combatir un problema como la despoblación".

    En su intervención, el vicepresidente ha insistido en que "las políticas de la Junta han ayudado a contener y a suavizar la tendencia de pérdida de población y envejecimiento en los territorios rurales, tales como los planes de promoción de vivienda pública y las mejora de las conexiones y de las infraestructuras que han posibilitado una mayor vertebración y cohesión del territorio".

    En la misma línea, se ha referido "al mantenimiento de los centros educativos y de la asistencia sanitaria en la mayoría de los municipios, aunque tengan poca población, lo que han contribuido a fijar la población, al igual que los planes de empleo o políticas de complemento de renta como el Plan de Fomento del Empleo Agrario (PFEA). Asimismo, ha puesto en valor el Plan de Cooperación Municipal, que contribuye a la dotación de recursos para la prestación de los servicios públicos municipales.

    Igualmente, ha indicado que se va participar en los foros nacionales y europeos que abordan los problemas de la despoblación, como ya se viene haciendo en aquellos organizador por las diputaciones provinciales y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) o por la propia Junta, como las jornadas celebradas en noviembre de 2017 en Laroles (Nevada) a fin de debatir sobre este problema en las provincias de Almería y Granada, o las nuevas jornadas que se organizarán en Almería en septiembre.

    Por su parte, el portavoz parlamentario de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha indicado que hay una concentración muy significativa de población en los municipios de más de 50.000 habitantes, mientras que hay una masiva existencia de municipios con muy poca población. Ha mostrado su preocupación por la despoblación en las zonas rurales y por la distribución poblacional dentro de las propias ciudades.

    Ha señalado que la distribución de la población no está siendo equitativa en la comunidad, ya que existe una importante concentración de la población en la costa y en las grandes ciudades y una despoblación en el interior. Ha criticado que la Junta no haya hecho "nada" para abordar esta situación, sobre todo, cuando hay zonas de la comunidad que no cuentan con los servicios e infraestructuras fundamentales para ofrecer a sus ciudadanos.