20 de mayo de 2019
15 de mayo de 2019

Junta defiende el plan educativo estival y la oposición pide rectificarlo o retirarlo

Junta defiende el plan educativo estival y la oposición pide rectificarlo o retirarlo
MARÍA JOSÉ LÓPEZ - EUROPA PRESS

SEVILLA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha defendido este miércoles ante el Pleno del Parlamento el programa de refuerzo educativo y deportivo estival que el Consejo de Gobierno aprobó el pasado mes de abril, afirmando que puede ayudar a combatir las "intolerables" tasas de fracaso y abandono escolar que existen en la comunidad, mientras que desde los grupos de la oposición del PSOE-A y de Adelante Andalucía se ha pedido su retirada.

Durante su intervención, el consejero ha querido dejar claro que este plan ha sido planteado como un programa de refuerzo que pudiera combatir las tasas "intolerables de fracaso y de abandono escolar que existen en la comunidad". Ha apuntando que ha querido lanzar el mensaje a la sociedad de que desde su equipo se quiere luchar para tratar de reducir esas tasas insoportables, como es el hecho de que en esta comunidad haya una tasa del 22 por ciento de abandono escolar, por encima de la medida nacional y europea.

Imbroda ha expresado que es consciente de que un programa de quince días en el mes de julio no va a solucionar el problema del abandono escolar, pero sí es un claro mensaje para transmitir que desde el primer momento vamos a luchar por reducir esas tasas.

Asimismo, ha explicado que para este plan se ofertaron 100.000 plazas porque resulta que hay 240.000 niños andaluces que requieren de un refuerzo educativo en determinadas materias y tienen que tener la oportunidad de poder participar en un programa de refuerzo educativo en asignaturas como matemáticas, lengua e ingles. "Este programa es un apoyo más y una oportunidad para colaborar a reducir la brecha estival", ha apuntado el consejero en referencia a los dos meses que los niños están fuera de los centros educativos.

Respecto a la incorporación del deporte en este programa estival, ha señalado que en Andalucía existe un problema de sobrepeso infantil del 23 por ciento y ha indicado que la actividad física y deportiva es fundamental.

En total, según ha expuesto el consejero, se han apuntado 3.657 niños a este plan y 1.674 profesores, al tiempo que se han adscrito 234 centros. Los niños estarán distribuidos en dos grupos, uno por cada quincena, aunque la participación de los alumnos del primer grupo en la segunda quincena también se permitirá siempre que existan plazas libres y hayan asistido de forma regular a las clases del primer periodo.

Ha añadido que el coste real será de 120 euros por alumno y quincena, aunque para las familias se reduce a 15 euros. El presupuesto total es de 12 millones de euros, de los que 10,5 corresponden a Fondos Europeos y 1,5 a la cuota que pagan las familias.

PSOE-A: EL PLAN HA "FRACASADO"

Por su parte, la diputada del PSOE-A María Márquez ha manifestado que este plan ha "fracasado" y el consejero, pese a que rectificar es de sabios, persiste "en el error": "Estamos ante el ridículo más espantoso del Gobierno andaluz en materia educativa". Ha expresado que el consejero ha desaprovechado una "oportunidad de oro para ganarse el respeto de la comunidad educativa".

"Debería haber pedido perdón y haber reconocido que se ha equivocado y que es un plan estrellado y un verdadero fracaso", según ha dicho Márquez a Imbroda, apuntando que la educación pública nunca se debería ver salpicada "por ocurrencias y ridículos como estos". "Tienen apuntados al plan más profesores que alumnos, qué vergüenza", según ha apuntado Márquez, quien ha señalado que la comunidad educativa y organizaciones sindicales se han opuesto al plan y exigían transparencia y negociación.

Por parte de Adelante Andalucía, su portavoz adjunto José Ignacio García ha considerado que la Junta ha "pinchado" con este plan, consecuencia "de una mala idea, muy mal ejecutada", por lo que ha pedido al consejero "que retire el plan, haga balance, se siente con los que saben y elabore un plan integrado y participado, sostenido en el tiempo".

Así, tras asegurar que no estamos ante un plan de prevención del fracaso escolar "sino ante una escuela de verano", el diputado de Adelante ha criticado que se ha hecho "de espaldas de la comunidad educativa, dado que los directores de los centros se han enterado por la prensa de si su colegio formaba parte del mismo".

En su turno de réplica, Imbroda ha criticado el "mensaje apocalíptico" de la diputada socialista y le ha preguntado si le va a decir a las familias que se han apuntado al programa que están "equivocadas". "Este programa, cuando finalice, lo evaluaremos y sacaremos las conclusiones para seguir mejorando", ha apuntado.

En nombre del PP-A, su diputado Miguel Ángel Ruiz ha argumentado que el plan "no es perfecto ni la solución" al fracaso escolar pero sí una acción dentro de un proyecto "mucho más ambicioso". En su opinión, es "poco serio" evaluar el proyecto antes de que empiece en función del número de alumnos inscritos. "3.657 alumnos son más que cero", ha añadido.

Ruiz, que ha insistido en que el plan se ha planteado como un proyecto piloto "para ver lo que funciona y lo que no", ha destacado que se trata de una iniciativa "que suma y no resta, que demuestra la voluntad del Gobierno andaluz por abordar el problema, que ayuda a la conciliación laboral que y que se paga con fondos europeos que hay que gastarlos y si no se pierden".

La diputada de Ciudadanos (Cs) María del Mar Sánchez ha manifestado que conseguir este programa a coste cero ha sido uno de los "mayores éxitos" del Gobierno andaluz y ha reconocido que no ha habido tiempo para una promoción adecuada. Ha defendido que este plan, que se puede "mejorar en muchos aspectos como cualquier proyecto valiente", ayuda con la conciliación de la vida familiar y laboral y además se ponen los primeros ladrillos para luchar contra el fracaso escolar a través de recursos públicos.

Finalmente, la diputada de Vox Luz Belinda Rodríguez ha considerado "insuficiente" el presupuesto destinado para el programa y el número de centros y plazas ofertadas, así como también el plazo de inscripción para los alumnos. Se trata, en su opinión, de una iniciativa "francamente mejorable, que solo genera dudas, que no sirve para cumplir los objetivos del plan y que carece de acuerdo con la comunidad educativa". "Es como pedir un paraguas en medio de un diluvio", ha añadido.

Contador

Lo más leído en Andalucía