16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 14 de noviembre de 2009

    La Junta desarrolla actuaciones para la "mejora" del buitre negro en más de 6.500 hectáreas

    CÓRDOBA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía desarrollará en Córdoba actuaciones para la "mejora" del buitre negro sobre 6.566 hectáreas repartidas en cinco fincas privadas acogidas a convenios de colaboración, proyecto que forma parte del Programa de Conservación del Buitre Negro en Andalucía y, en el caso de Córdoba, se desarrolla en la Sierra de Hornachuelos.

    En un comunicado, Medio Ambiente aseguró que en dicho espacio natural nidifican 37 parejas de esta ave, de las que once se localizan en las mencionadas fincas privadas y otras seis en terrenos de propiedad pública, lo que significa que el 46 por ciento de su población reproductora se asienta en zonas gestionadas por la Junta o con su asesoramiento directo.

    De esta forma, la superficie sujeta a los convenios de colaboración es objeto de "actuaciones para la mejora del hábitat y de las condiciones que requiere la especie". Entre las tareas más frecuentes se encuentran aquellas encaminadas a "incrementar la densidad de conejos", tales como la repoblación de estos lagomorfos, o la "construcción de cercados de cría permanente y otras estructuras como vivares, majanos y entaramados". Además, se lleva a cabo la instalación de nidales para estas aves necrófagas en aquellos casos en los que previamente se hayan producido caídas de los nidos o cuando estén a punto de hacerlo.

    Asimismo, los acuerdos establecen que los propietarios "deben permitir el acceso de los agentes ambientales y respetar tanto las instalaciones como las actuaciones desarrolladas en sus fincas", además de "comprometerse a mantener la presión cinegética sobre las especies cazables de fauna silvestre, así como los aprovechamientos piscícolas, agrícolas y ganaderos" entre otros.

    Por su parte, la Junta se comprometió a "no interferir en dichos aprovechamientos, a realizar un seguimiento y mantenimiento de las actuaciones e instalaciones y a redactar un informe anual con el consentimiento de los propietarios".

    Así, según los últimos censos, un total de 277 parejas de buitres negros se asientan en territorio andaluz. De estas, 86 parejas tienen sus áreas de asentamiento en fincas propiedad de la Junta de Andalucía, otras 48 en fincas privadas con convenios firmados en el marco del Programa de Conservación del Buitre Negro y, finalmente, 38 en terrenos suscritos a otros programas de conservación. En total, son 172 las parejas de este animal que nidifican en territorios vinculados a algún programa de conservación o gestión ambiental a cargo del Gobierno andaluz, es decir, el 62 por ciento de la población reproductiva de buitres negros en Andalucía.