5 de agosto de 2020
14 de diciembre de 2014

Junta ensalza el papel de la ONCE en la defensa de los derechos y la integración social de las personas con discapacidad

GRANADA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, ha ensalzado este domingo --durante el acto que ha tenido lugar en Granada por la Festividad de Santa Lucía-- el papel de la ONCE en la defensa de los derechos y la integración social de las personas con discapacidad, y en especial, de aquellas con una discapacidad visual, que son en torno a 200.000 personas en Andalucía.

Para Sánchez Rubio, "el trabajo de esta gran familia es ejemplar y único, en cuanto constituye la mayor empresa de integración de personas con discapacidad, avalado con una trayectoria de 76 años de superación que nos contagian diariamente de la ilusión necesaria para conseguir una sociedad más justa, igualitaria y solidaria", ha indicado la Junta en un comunicado.

La titular de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha reivindicado "el necesario protagonismo" de las organizaciones sociales, sobre todo en el actual contexto de crisis económica, ya que contribuyen a "una sociedad más justa".

Sánchez Rubio ha agradecido públicamente la labor del delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Patricio Cárceles, "por su compromiso personal con las personas con discapacidad, defendiendo siempre una vida digna y de pleno derecho para este colectivo".

"Desde Andalucía, gobernamos con el desafío de mantener estos triunfos de la sociedad y vamos a darlo todo en defensa de los derechos conquistados por la ciudadanía, con el compromiso de seguir protegiendo y dando herramientas de integración a los sectores de población más vulnerable", ha defendido la consejera del ramo.

En este sentido, ha recordado que la futura Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad pone el énfasis "en la autodeterminación, en la capacitación y en el empoderamiento de las personas con discapacidad; en la vida independiente, en el enfoque de género, así como en la necesaria accesibilidad universal y prestación de apoyos individualizados cuando sean necesarios".

Con "el espíritu" del Estatuto de Autonomía de Andalucía, que permitió dar "más visibilidad y protagonismo" a las personas con discapacidad en la comunidad autónoma (el 9,5% de la población andaluza), está redactada la nueva Ley, que significará la adaptación de la normativa andaluza a la Convención Internacional de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

La futura ley tendrá como principales objetivos primar la garantía de derechos más allá del enfoque asistencial, con especial atención a mujeres y menores; priorizar las políticas de empleo dirigidas a la igualdad de oportunidades, y garantizar la accesibilidad universal en sanidad, educación, vivienda, ocio, formación o servicios sociales.

"Son compromisos reales porque creemos en la igualdad de oportunidades y en un modelo irrenunciable de sociedad progresista e inconformista que, a pesar de la dura crisis económica que atraviesa, seguirá intacta. Si cabe, más fuerte aún con el esfuerzo de todos y todas", ha concluido.

Para leer más