21 de abril de 2019
21 de junio de 2014

La Junta realizará catas arqueológicas en El Caracolar, en Alfacar, tras el hallazgo de restos óseos

GRANADA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía realizará catas arqueológicas en la urbanización de El Caracolar, en Alfacar (Granada), después de que tras las lluvias registradas el pasado mes de febrero un jardinero hallara un cráneo y otros restos óseos de una posible víctima de la Guerra Civil mientras hacía unos arreglos en la zona.

Según ha explicado a Europa Press el representante de la Oficina de la Vicepresidencia de la Junta, José Vicente Pérez, las catas se llevarán a cabo después del verano, para evitar molestias a los que allí residen, teniendo en cuenta que la urbanización es zona de descanso estival. Por ahora, los arqueólogos han tapado la zona donde se encontraron los huesos que, según los estudios preliminares, pertenecen a una sola persona.

Tras el hallazgo, el Juzgado de Instrucción 3 de Granada abrió una investigación, si bien ésta ha sido sobreseída al no constatarse a priori signos de violencia en los restos, que se estimaba que podrían pertenecer a una víctima de la Guerra Civil, ya que todo el paraje fue escenario de fusilamientos masivos entre 1936 y 1939.

Los huesos están siendo analizados ahora para determinar su antigüedad y para confirmar que sólo pertenecen a un mismo individuo, y después serán trasladados al cementerio de Alfacar, ya que la alcaldesa del municipio, Inmaculada López (PP), ha cedido un nicho para que descansen en él los restos óseos que sean encontrados en la zona sin identidad conocida, según ha explicado Pérez.

Según el representante de la Oficina de la Vicepresidencia de la Junta, fueron los propios vecinos de la urbanización los que reclamaron a la Administración Autonómica que actuara en la zona tras el hallazgo. Por eso movilizó a aquellos terrenos a un grupo de arqueólogos que se encontraban trabajando en el cementerio de Cúllar Vega, que estuvieron operando allí unos días.

Los expertos volverán de nuevo a El Caracolar ya después del verano, por si en el mismo entorno se hallaran más restos, y llevarán a cabo catas arqueológicas para analizar los movimientos del terreno y determinar si allí cabe la posibilidad de que existan fosas comunes de la Guerra Civil.