20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 6 de junio de 2018

    Luis Planas, tercer andaluz en el Gobierno de Pedro Sánchez como ministro de Agricultura

    Ex consejero andaluz de Agricultura en dos etapas, intentó medirse a Susana Díaz en primarias para liderar el PSOE-A tras la marcha de Griñán

    Luis Planas, tercer andaluz en el Gobierno de Pedro Sánchez como ministro de Agricultura
    EUROPA PRESS - ARCHIVO

    SEVILLA/MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Luis Planas, exconsejero de la Junta de Andalucía en dos etapas bajo las presidencias de Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y exembajador en Marruecos y ante la Unión Europea, será ministro de Agricultura y Pesca en el Gobierno de Pedro Sánchez, han confirmado a Europa Press fuentes del entorno del jefe del Ejecutivo.

    Con el nombramiento de Planas, Sánchez cuenta ya con tres andaluces en su gabinete, junto a la cordobesa Carmen Calvo como vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad y la sevillana María Jesús Montero como ministra de Hacienda.

    El nuevo ministro de Agricultura tendrá como retos al frente de este departamento las negociaciones de la próxima Política Agrícola Común (PAC), así como en materia de pesca trabajar para que el impacto del 'Brexit' sea el menor posible para la flota pesquera nacional.

    Dentro de su amplia trayectoria política en la Junta de Andalucía, Luis Planas fue consejero de Agricultura y Pesca en dos etapas, con Manuel Chaves (1993-1994) y con José Antonio Griñán (2012-2013), además de consejero de la Presidencia durante la legislatura de la 'pinza' PP-IU (1994-1996).

    INTENTÓ MEDIRSE CON SUSANA DÍAZ POR EL LIDERAZGO DEL PSOE-A

    Tras la marcha de José Antonio Griñán a raíz del caso ERE, Planas intentó medirse con Susana Díaz para disputar el liderazgo del PSOE-A en primarias, que finalmente no llegaron a celebrarse porque ningún candidato alternativo logró reunir el mínimo de avales exigidos.

    Nacido en Valencia en 1952, Luis Planas es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y pertenece al Cuerpo de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social desde 1980. Además de sus responsabilidades en la Junta, Planas ha sido diputado por Córdoba (1982-1987), diputado del Parlamento Europeo (1986-1993), parlamentario andaluz (1994-1996) y senador (1996). En el Congreso fue ponente de la ratificación del Tratado de Adhesión de España a las Comunidades Europeas.

    Posteriormente desarrolló su trabajo en Bruselas como director de los gabinetes del Vicepresidente de la Comisión Europea, Manuel Marín (1996-1999), y del comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pedro Solbes, entre 1999 y 2004. En este último año fue nombrado por Rodríguez Zapatero embajador de España en Marruecos, cargo diplomático que ejerció hasta su designación como embajador representante permanente de España ante la Unión Europea (2010-2011).

    Tras estos cargos, en 2012 fue designado de nuevo consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía por José Antonio Griñán, hasta que el 20 de enero de 2014 fue nombrado secretario general del Comité Económico y Social Europeo, cargo que ostentaba en la actualidad.

    LA PAC Y EL 'BREXIT', RETOS PARA SU LEGISLATURA

    El principal reto al que deberá hacer frente el sustituto de Isabel García Tejerina al frente de la cartera de Agricultura será la negociación de la próxima Política Agrícola Común (PAC) para el periodo 2021-2027, después de que la Comisión Europea pretenda recortar hasta un 5,4 por ciento los fondos agrícolas para España a partir de 2020, según la última propuesta presentada.

    Planas, buen conocedor del funcionamiento de las instituciones europeas tras su estancia en la Comisión Europea y del sector agroalimentario como consejero del ramo en Andalucía, deberá negociar en Bruselas para conseguir una PAC suficientemente dotada que garantice la estabilidad de los agricultores y ganaderos españoles para los próximos años.

    En materia de pesca, deberá seguir trabajando y negociando con otros países para ampliar los acuerdos de pesca para que la flota española pueda seguir faenando en caladeros internacionales, mientras que deberá trabajar en Bruselas para que el impacto del 'Brexit' sea el menor posible para la flota pesquera nacional.

    Para leer más