21 de abril de 2019
21 de noviembre de 2010

Más de 950 extranjeros han pedido la reagrupación familiar en lo que va de año en la provincia

JAÉN, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un total de 964 extranjeros que residen en la provincia de Jaén han solicitado en lo que va de año la reagrupación familiar. De ese número, las autoridades han concedido 702 y han denegado 196, mientras las restantes se encuentran en tramitación.

Así lo ha indicado a Europa Press el jefe de la Oficina de Extranjeros de Jaén, José Manuel Cerezo, quien ha precisado que el año pasado las peticiones para traer a familiares a la provincia fueron 1.056, mientras que en 2008 el total ascendió a 1.2019. De este modo, según ha añadido, se observa que a muy corto plazo ha habido un descenso en correspondencia con el ánimo de emigrar: "Las corrientes migratorias sufren un descenso para los países que tenemos la crisis acentuada", ha dicho para apuntar al paro como el "principal componente en el control de estos flujos" en la actualidad.

Con respecto al origen de quienes optan a la reagrupación en Jaén, ha destacado que "la nacionalidad por excelencia de momento sigue siendo la marroquí". Asimismo, ha explicado que la media de resolución de la Oficina jiennense se sitúa un mes desde que se pide. En este punto, ha matizado que la llegada efectiva de los familiares depende del país en cuestión.

De esta manera, por ejemplo, Pakistán "tarda mucho, hasta tres y cuatro años", para obtener un visado, algo que se debe a las dificultades para comprobar la validez de los documentos y que explica que el Consulado tenga, incluso, una unidad específica para este fin. Por contra, según ha comentado, el periodo en Marruecos es mucho menor y entre la resolución y la entrada de las personas "no llega a los tres meses".

Por otro lado, el jefe de la Oficina de Extranjeros de Jaén ha aludido a los requisitos fundamentales los inmigrantes que quieren reunirse en España con sus familiares. En este sentido, tienen que acreditar un año de residencia legal como mínimo y un parentesco directo, hijos y cónyuge, normalmente, aunque también se realizan a veces peticiones sobre ascendientes.

Junto a ello, es necesario demostrar que se poseen medios económicos suficientes, un aspecto en que "se ha bajado el listón". "Ya con el salario mínimo interprofesional se puede reagrupar. Antes utilizábamos el componente del Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). Ha habido un cambio de tendencia. ¿Por qué? Si las familias españolas viven con el salario mínimo se entiende por qué no van a subsistir en igualdad de condiciones quienes llegan de fuera", ha manifestado.