18 de julio de 2019
13 de junio de 2010

Nieto (PP) afirma que los grandes proyectos de ciudad "están en el peor momento para ver la luz"

El portavoz popular cree que el Palacio de Congresos "está herido de muerte" y que el recinto ferial "no está ni en la agenda"

CÓRDOBA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Córdoba y candidato a la Alcaldía de la ciudad, José Antonio Nieto, dijo hoy que "grandes proyectos de ciudad, con más de una década de antigüedad y que no han salido adelante", como el Palacio de Congresos, un nuevo recinto ferial y la ampliación del aeropuerto, "están ahora en el peor momento para ver la luz".

Es más, según dijo Nieto en una entrevista concedida a Europa Press, "los próximos años no serán los más propicios para las grandes inversiones que exigen esos proyectos". De hecho, "tanto que se habla de lo importante que es contar con el Palacio de Congresos y con un aeropuerto operativo para el proyecto de Córdoba de ser Capital Europea de la Cultura en 2016, mucho más importante para la Capitalidad Cultural es asegurar el mantenimiento de los servicios básicos en la ciudad, que no se pueden poner en peligro con una inversión fuera del alcance del Ayuntamiento".

Es decir, el Consistorio "no puede gastarse todo el dinero que tiene, y también el que no tiene, en sacar adelante en solitario el proyecto del Palacio de Congresos y que ello implique problemas para garantizar servicios básicos, como el arreglo y mantenimiento de calles y jardines, o el mantenimiento en unas condiciones adecuadas de la limpieza y la seguridad en los barrios de Córdoba".

A ello se suma que el Palacio de Congresos, "desgraciadamente, ahora es inviable, porque el Ayuntamiento debería hacer frente, casi en exclusiva, a los costes que conlleva su construcción, y ello cuando las cuentas municipales están en quiebra real", de modo que, "plantearse en esa circunstancia soportar entre el 60 y el 70 por ciento del coste del Palacio de Congresos, hace que el proyecto sea inviable, si es que no hay una reacción del Gobierno de la Nación y de la Junta de Andalucía".

Sin embargo, si dicho respaldo económico al Palacio de Congresos por los gobiernos central y autonómico "no se ha producido en tiempos de bonanza económica, en los que el dinero fluía con relativa facilidad, será mucho más difícil que ahora se pueda dar, en un momento de crisis profunda, en el que el ajuste del gasto público es clave y lo seguirá siendo, al menos, durante los dos o tres próximos años".

Ello implica que "ese proyecto está herido de muerte y, si el gobierno municipal se empeña en activarlo, por una cuestión personal del alcalde, pero sin tener la financiación asegurada, en ese caso la que estará herida de muerte será la economía municipal", aclarando Nieto en este punto que el PP quiere el Palacio de Congresos "y que se haga cuanto antes, pero que se haga con garantías, es decir, que el Estado ponga un tercio del coste, la Junta de Andalucía otro tercio y el Ayuntamiento otra tercera parte. Sin embargo, si el Estado y la Junta se quitan de en medio, lo que no puede el Ayuntamiento es tirarse al vacío, sabiendo además que el problema lo tendrá que resolver el próximo gobierno municipal".

"TIERRA QUEMADA"

De hecho, Nieto dijo estar "muy preocupado por la política de tierra quemada, de arrasar con todo lo que quede, que está siguiendo el gobierno municipal de IU y PSOE", refinanciando la deuda municipal, pero posponiendo el pago de la misma, "para que sea el próximo gobierno municipal el que lo pague, y además a un tipo de interés más elevado", lo cual, para el Ayuntamiento de Córdoba "es suicida", desde el punto de vista económico, preguntándose Nieto en este punto "qué capacidad de gestión y de gobierno tendrá quien venga después y reciba esa herencia".

Por ello, el portavoz municipal del PP insistió en que le preocupa mucho "que se actúe de esa forma, hipotecando el futuro de Córdoba descaradamente, porque lo que está haciendo el gobierno municipal es lo que hace el niño rico con la pelota, que si no es para él la rompe, y como IU y PSOE ven cada vez más lejos la posibilidad de seguir gobernando en Córdoba, lo que están haciendo es llevar a la quiebra a las empresas municipales y a las propias arcas municipales", procurando "trasladar ese problema al futuro".

RECINTO FERIAL Y AEROPUERTO

Respecto a la necesidad de dotar a la ciudad de un nuevo recinto ferial, Nieto dijo que es algo que no cree "que esté ni en la agenda" del gobierno municipal, a pesar de que es "un proyecto importante para Córdoba, pues una de las escasas apuestas de desarrollo de la ciudad en la actualidad se sitúa en el ámbito del turismo y los servicios, lo que significa que no puede renunciar a la ocupación hotelera de domingo por la noche a viernes, que es precisamente la que se activa cuando se cuenta con instrumentos como un recinto ferial".

De hecho, la actividad de una infraestructura de este tipo atrae a visitantes del mundo empresarial en los días laborables, en los que "baja de una manera terrible la ocupación en los hoteles de Córdoba", que ahora se limita prácticamente a los fines de semana y puentes festivos. Por este motivo, según recordó Nieto, "que Córdoba cuente con un nuevo recinto ferial era y es un proyecto prioritario", pero ahora "está fuera de la agenda".

En cuanto a las obras de ampliación del aeropuerto de Córdoba, Nieto opinó que "hay que estar pendientes de cómo le pueden afectar los recortes de Zapatero y también saber cómo se resuelve su integración en una zona situada junto al río, que el pasado febrero ya vimos como se las gasta, anegando la pista de aterrizaje"

Tampoco se puede olvidar, según recordó Nieto, "el problema de tensión urbanística" que rodea al aeropuerto y que "tendrán que decir el gobierno municipal y la Junta de Andalucía cómo se resuelve, porque no se puede mirar hacia otro lado y permitir que siga como está la situación" de las casas ilegales que rodean el aeródromo y que el pasado febrero llegaron a quedar bajo las aguas, al desbordarse el Guadalquivir como consecuencia de las lluvias.

En consecuencia, "o se busca una fórmula que evite que el aeropuerto y su entorno siga estando en zona inundable y que se pueda normalizar esa zona, o bien se adopta una medida más contundente y, probablemente más cara también, que pasaría por llevar a cabo expropiaciones, pero algo tendrán que decir y hacer la Junta y el Ayuntamiento, que son las administraciones competentes y que no pueden seguir calladas respecto a esta cuestión".