23 de octubre de 2019
17 de agosto de 2009

Obras Públicas invertirá 1,1 millones para eliminar tramos de concentración de accidentes en carreteras jiennenses

JAÉN, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Obras Públicas y Transporte de la Junta de Andalucía tiene previsto eliminar seis tramos de carreteras con concentración de accidentes en la provincia de Jaén por un importe global de más de 1.100.000 euros. Las obras, que darán empleo a cerca de 30 personas, consistirán fundamentalmente en la supresión de curvas peligrosas, cambios de rasante y tramos de reducida visibilidad.

Las obras consistirán en la eliminación de distintos tramos peligrosos existentes en las carreteras A-315 (Torreperogil-Baza), A-312 (Linares-Beas de Segura) y en la A-401 (Úbeda- Moreda). Esta inversión se enmarca en la política en materia de seguridad vial recogida en el Plan de Mejora de la Accesibilidad, Seguridad Vial y Conservación en la Red de Carreteras de Andalucía (Plan Mas Cerca), según detalló en un comunicado la Junta.

El delegado de Obras Públicas y Transportes, Rafael Valdivielso, afirmó que tanto en las actuaciones en obra nueva como en materia de señalización y balizamiento se tienen en cuenta los tramos de concentración de accidentes (TCA), detectados durante la ejecución de la obra mediante la elaboración de estudios de seguridad vial.

Éstos, que se realizan anualmente sobre toda la red, identifican los puntos de mayor accidentalidad y proponen soluciones para eliminar los TCA, además de llevar a cabo una serie de actuaciones preventivas.

En este sentido, Valdivielso aseguró que este tipo de inversiones implica incrementar considerablemente la seguridad de todos los modos de transporte, aunque matiza que Jaén "no cuenta con ningún punto negro". Por otro lado, recordó que Obras Públicas trabaja en distintos planes específicos de seguridad vial, entre los que resaltó las barreras de protección a motoristas.

Entre las medidas más destacadas que se realizan en los TCA están la mejora de intersecciones, la corrección y mejora de curvas, la instalación de elementos de contención dispuesto conforme a las recomendaciones oficiales en toda la red, la protección de los elementos de contención frente a posibles impactos de motoristas en los puntos más conflictivos, con defensas específicas para ellos, y la renovación y colocación de vallas de cerramiento en autovías para impedir la invasión de peatones y animales en la calzada.

Los TCA se delimitan con una longitud de al menos un kilómetro y son tramos en los que el número de accidentes es significativamente mayor que la media de los registrados en los tramos de características semejantes.