4 de marzo de 2021
27 de mayo de 2014

Padres del IES Francisco Javier de Burgos de Motril mantienen el encierro al no atender la Junta sus peticiones

MOTRIL (GRANADA), 27 May. (EUROPA PRESS) -

Los padres que permanecen encerrados desde este lunes en el IES Francisco Javier de Burgos de Motril (Granada) en protesta por la reducción de treinta plazas de 1º de ESO para el próximo curso mantendrán la protesta ante la negativa de la Delegación de Educación de la Junta en Granada a escuchar sus reivindicaciones, según ha informado a Europa Press el vicepresidente de la Asociación de Padres y Madres (AMPA), David Martín.

El director del instituto, Mariano Guirao, y un grupo de representantes de los padres han mantenido este martes una reunión con el inspector jefe de Educación, Miguel López, "quien se ha negado a mantener ninguna negociación con nosotros mientras mantengamos el encierro", ha declarado Martín.

En su segundo día de encierro, los afectados han viajado hasta la capital para intentar sacar adelante su petición de que se cree un nuevo grupo de alumnos de 1º de ESO para el próximo curso y así dar cabida a los treinta chicos que ahora no pueden matricularse en este instituto.

"Nos ha dicho que abandonemos el encierro y, pasados dos o tres días, nos llamarían; una respuesta que nos ha parecido poco menos que pueril", se ha quejado Martín asegurando, además, que ni la dirección del centro ni el AMPA han recibido ninguna otra noticia ni contacto de la Delegación de Educación. Por el momento, la protesta continuará hasta que la Junta decida tomar una decisión.

La alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro (PP), ha visitado a los padres encerrados en el instituto y ha mostrado su apoyo a la protesta, al tiempo que ha criticado la postura de la Delegación territorial de Educación de pedirles que suspendan su encierro para "negociar sin presiones".

Además, ha anunciado que el equipo de gobierno local elevará una moción al pleno del próximo viernes instando a la Consejería de Educación a la inscripción inmediata de estos niños en los centros educativos solicitados.

A la eliminación de 70 plazas de la ESO, hay que sumar la de una línea de tres años que ha afectado a 22 niños del colegio Reina Fabiola y otros 17 en el Cardenal Belluga, 70 alumnos en total a pesar de que estas plazas han estado ofertadas durante todo el periodo de inscripción.