22 de febrero de 2020
11 de febrero de 2010

Los parados de Maracena, "desesperados" ante la falta de respuesta institucional, siguen su huelga de hambre

GRANADA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El grupo de desempleados de Maracena (Granada) que permanece encerrado por octavo día consecutivo en la parroquia del pueblo para exigir la "transparencia" de la bolsa municipal de trabajo y que desde el Ayuntamiento se les ofrezca una oportunidad laboral están ya "desesperados" por la falta de respuesta institucional.

Los cinco parados, padres de familia que han perdido su puesto de trabajo en el sector de la construcción, están "muy mal" de ánimo y también de salud, y de hecho dos de ellos requieren ya la asistencia de un médico, al sólo ingerir agua e infusiones, según informó a Europa Press el portavoz de la iniciativa, José Carlos Polo, de 39 años y padre de dos hijos.

No han recibido noticias del alcalde, Noel López (PSOE), que se comprometió en el pasado pleno a enseñarles los papeles que atestiguaran la "transparencia" de la bolsa, ni tampoco del Defensor del Pueblo Andaluz, al que han pedido que intervenga.

En su carta dirigida a José Chamizo piden que la bolsa de empleo sea "baremada", de modo que se "rompa el círculo vicioso del enchufismo y amiguismo, que si bien siempre es criticable y detestable, en tiempos de crisis es una práctica que el pueblo no va a permitir".

Los parados recuerdan además al Defensor que son "cinco padres de familia cuya realidad refleja la del millón y medio de personas que no perciben ningún sueldo, que se están quedando sin sus casas y que sobreviven de la caridad o de las redes familiares".

Por ello, han pedido "encarecidamente" a Chamizo que interceda en el conflicto y les "asesore" en lo que pueden hacer para que "no se repita este atropello a la verdad y a la integridad del pueblo", después de que el Ayuntamiento haya defendido su buena gestión y asegurado que no cederá a las pretensiones de este grupo de desempleados.