15 de agosto de 2020
5 de marzo de 2014

Personal de la Junta continúa con labores de limpieza de lodo y barro en Coto Ríos y se suma a las de Burunchel

JAÉN, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Junta de Andalucía continúan con las labores de limpieza de lodo y barro en la zona de Coto Ríos, en el término municipal de Santiago-Pontones (Jaén), como consecuencia de las fuertes lluvias registradas el pasado fin de semana, mientras que esta mañana se han sumado a las que se llevan a cabo en Burunchel (La Iruela) con un camión y un camión nodriza tras la riada producida al brotar un antiguo manantial.

La delegada del Gobierno andaluz, Purificación Gálvez, ha valorado este miércoles en una nota la participación de medios humanos y técnicos de la Delegación Territorial de Agricultura y Medio Ambiente, así como de Protección Civil-112 para ayudar en las labores para paliar la difícil situación en ambos enclaves. También ha destacado la implicación de la Delegación Territorial de Fomento y Vivienda, cuyos operarios vienen trabajando desde el pasado jueves para solventar los problemas surgidos en diferentes carreteras de la provincia.

"Nuestra respuesta no podía ser otra que poner a disposición cuantos medios se precisen para atender estas situaciones, todo con el objetivo de preservar la seguridad de la ciudadanía y ayudar en el restablecimiento de unas condiciones adecuadas de servicios e infraestructuras", ha explicado.

En el caso de Coto Ríos, efectivos de Medio Ambiente comenzaron el pasado domingo limpieza en caminos por las escorrentías. Posteriormente, se trasladaron a la zona una máquina retro, dos camiones, dos motobombas y una bomba succionadora de lodo para el vaciado de piscinas. Actualmente, trabajan dos camiones y dos retenes en los campings de la zona y cuando baje el nivel de las aguas y se despeje todo el lodo, se verá la posibilidad de llevar más camiones y nuevos retenes.

Por otro lado, cabe destacar la contribución de agentes forestales para facilitar el traslado de las personas que se quedaron incomunicadas en la zona. Así, el pasado lunes fueron evacuadas 28 personas de la pedanía de La Loma de María Ángela en todoterrenos de Medio Ambiente en coordinación con técnicos de gestión de emergencias de Protección Civil-112.

Con el objetivo de plantear posibles medidas desde el punto de vista técnico para actuar en la zona y, a su vez, prevenir eventuales daños, la delegada del Gobierno ha contactado este miércoles con el subdelegado del Gobierno, Juan Lillo, para plantear una acción coordinada entre ambas administraciones en el marco de sus competencias. En este sentido, desde la Subdelegación "han manifestado su compromiso de enviar a técnicos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, realizar una valoración de la situación y proponer una intervención en la zona".

Por su parte, 80 efectivos de los centros de conservación de la Delegación Territorial de Fomento y Vivienda siguen trabajando en labores de limpieza de calzadas y cunetas de carreteras de la provincia. Además, han actuado para solventar cortes de carretera en Tíscar (Quesada), donde también se produjo un desprendimiento; en la A-319, la principal vía de acceso al Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, y en la carretera desde Villanueva del Arzobispo a El Tranco.