21 de mayo de 2019
  • Lunes, 20 de Mayo
  • 5 de septiembre de 2010

    Piden 10 años de cárcel para dos hermanos por apuñalar a padre e hijo tras una discusión de tráfico

    GRANADA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La Fiscalía Provincial de Granada ha solicitado penas de diez años de prisión para dos hermanos acusados de apuñalar a un padre y su hijo tras una discusión de tráfico, hechos por los que se les imputa a cada uno de ellos dos delitos de homicidio en grado de tentativa y por los que se enfrentan al pago de una indemnización conjunta de 9.050 euros.

    Según consta en el escrito de calificación provisional del Ministerio Público, al que tuvo acceso Europa Press, fue el pasado 2 de junio de 2009, sobre las 12,30 horas, a la altura de la calle San Antón de la capital granadina, cuando un hombre de 52 años y su hijo, de 24, que aparcaban su vehículo en la vía pública, comenzaron a discutir por tráfico con el más joven de los procesados, de 32 años.

    Éste les dijo a ambos: "Gilipollas, voy a llamar a mi hermano y os vais a enterar, esto no va a quedar así". Tras el incidente, el hombre de 52 años hizo diversas gestiones en la notaría mientras que el inculpado llamaba a su hermano, que se encontraba en las inmediaciones del lugar, y hacía gestos a su víctima desde la calle de que iba a cortarle el cuello.

    Al finalizar las gestiones en la notaría, el hombre y su hijo se dirigieron de nuevo hacia su coche, momento en que el acusado, que se encontraba en la calle esperándolos, se abalanzó sobre el primero, iniciándose un forcejeo en el que también intervino el hijo. En ese momento, el hermano del procesado, de 43 años y también imputado por los mismos hechos, llegó en una motocicleta y sacó una navaja que portaba arremetiendo contra el padre "con la intención de acabar con su vida", según considera el fiscal.

    Mientras tanto el hijo, que continuaba forcejeando con el otro hermano, consiguió zafarse de éste y acudió para proteger a su padre, si bien también resultó apuñalado en el costado izquierdo, agresión que le provocó un neumotórax que puso en peligro su vida. Por ello, el Ministerio Público exige para cada uno de los hermanos una pena de diez años de cárcel por dos delitos de homicidio en grado de tentativa, por los que tendrán que rendir cuentas el próximo 21 de septiembre ante el tribunal de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada.