19 de agosto de 2019
  • Domingo, 18 de Agosto
  • 13 de septiembre de 2014

    Piden penas de cinco años de prisión para seis acusados de estafar a una pareja con una vivienda

    GRANADA, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La Fiscalía de Granada ha solicitado penas de cinco años de prisión para cada uno de los seis acusados de estafar a una pareja que les entregó 100.000 euros para reservar una vivienda en una promoción que no se llegó a construir, apropiándose los procesados del dinero.

    El Ministerio Fiscal considera que los hechos pueden ser constitutivos de un delito de apropiación indebida o alternativamente de uno de estafa, solicitando en cualquiera de los dos casos, además de las penas de cárcel, una multa de 3.000 euros para cada uno de los acusados.

    Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, los procesados tuvieron encomendada de manera sucesiva las tareas de gestión y administración de una promotora que había venido mantenido relaciones comerciales con la pareja supuestamente estafada.

    Amparados en la confianza que las negociaciones anteriores con esta entidad les había generado, la pareja suscribió en agosto de 2008 un contrato de depósito para reserva de vivienda con uno de los acusados, José Luis F.M., que actuaba en calidad de administrador, consejero delegado y representante de la sociedad.

    En virtud de este documento, la pareja hizo entrega a la empresa de varias cantidades que sumaron 100.000 euros y que debían ser depositadas en una cuenta bancaria de la que era titular supuestamente la sociedad inmobiliaria, que no podría disponer del dinero hasta que no se suscribiera el contrato de compraventa sobre la vivienda que la promotora iba a construir.

    El plazo previsto para la firma del documento era un año después, en agosto de 2009, pero cuando la pareja se puso en contacto con los acusados para preguntar por el estado de la promoción les dijeron que "seguía en curso".

    Posteriormente la pareja fue accediendo a ampliar el periodo de vigencia del contrato varias veces más, hasta que en febrero de 2012, cansados de la situación y tras una serie de indagaciones, tuvieron conocimiento de que la promotora estaba en concurso de acreedores desde 2010 y que la finca en la que se iba a construir la promoción fue objeto de ejecución hipotecaria, extremos que en ningún caso les fueron comunicados

    El fiscal considera que tanto José Luis F.M. como el resto de acusados, movidos por un evidente propósito de enriquecerse de forma injusta y pese a ser conocedores de las dificultades que entrañaba la ejecución de la promoción y de la situación concursal de la empresa, ocultaron esta información a la pareja y se hicieron con el dinero que había depositado para reservar la vivienda.

    Los seis acusados serán juzgados el próximo 15 y el 29 de septiembre en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada.