21 de agosto de 2019
  • Martes, 20 de Agosto
  • 29 de septiembre de 2018

    PP-A pide a Junta zonas de juego al aire libre para niños ingresados en hospitales públicos

    SEVILLA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El PP-A ha reclamado a la Junta que lleve a cabo un estudio sobre las posibilidades de espacio en los hospitales públicos andaluces, para construir zonas de juego, ocio y entretenimiento al aire libre, para facilitar la estancia a los niños que tienen que pasar largas temporadas hospitalizados y puedan disfrutar fuera del ambiente cerrado de una habitación.

    En una proposición no de ley presentada en el Parlamento andaluz, el PP-A reclama el reconocimiento de la institución a la labor tan importante que viene haciendo la fundación El Gancho con su proyecto La Azotea Azul, para habilitar dentro del hospital Virgen del Rocío de Sevilla un área de juegos al aire libre para que los niños hospitalizados puedan salir a la luz del sol.

    Se pide a la Junta que colabore económicamente en este proyecto impulsando las medidas necesarias para hacer posible y efectiva esta iniciativa, así como su futuro mantenimiento.

    En cuanto al estudio sobre posibles espacios al aire libre en los hospitales públicos andaluces, se plantea a la Junta que habilite las partidas presupuestarias necesarias para la financiación y ejecución de aquellas instalaciones que resulten posibles en función de los resultados del citado estudio, y que apoye económicamente a las entidades sin fines de lucro que tienen entre sus objetivos el desarrollo de instalaciones de juegos al aire libre en hospitales públicos andaluces.

    Según el PP-A, los niños que se ven obligados a permanecer largas temporadas hospitalizados para seguir con sus tratamientos tienen una especie de doble castigo, el propio de la enfermedad y el de renunciar a una parte de su infancia. Para evitar ese segundo castigo, según el grupo popular, en diferentes hospitales de nuestro país se han puesto en marcha, por iniciativa de distintas entidades y ONG, proyectos para aprovechar espacios en los que construir zonas en las que estos niños que viven un largo proceso de ingreso puedan jugar y estar con sus familias fuera del ambiente cerrado de una habitación.

    "Se ha comprobado que estos espacios son muy positivos, puesto que una zona al aire libre, bien equipada para que los niños puedan jugar y realizar sus ejercicios de recuperación, acorta los periodos de ingreso y beneficia al estado psicológico del niño y de sus familiares", según recoge la iniciativa.

    Para leer más