5 de diciembre de 2020
24 de abril de 2006

El primer juicio contra el laboratorio fabricante del medicamento 'Agreal' comenzará el 28 de junio en Barcelona

SEVILLA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El próximo 28 de junio comenzará en el Juzgado de Primera Instancia número 12 de Barcelona la primera sesión del primer juicio por la demanda de 18 mujeres contra el laboratorio Sanofi Aventis tras verse afectadas por los efectos negativos del medicamento 'Agreal', recetado para aliviar los síntomas propios de la menopausia. La vista, que se celebrará después de que las partes no alcanzaran un acuerdo en la audiencia previa celebrada el pasado 22 de marzo, se prolongará hasta el día 30 y, además, por otra parte, el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Barcelona ha fijado para el 4 de mayo próximo la vista previa de la segunda demanda, presentada por seis afectadas.

Así lo informó hoy a Europa Press el abogado Fernando Osuna, de Sevilla, cuyo bufete representa a unas 1.400 mujeres afectadas de distintos puntos de Andalucía y el resto de España y que defiende que existe una relación causa-efecto entre la ingesta del fármaco y los perjuicios sufridos por estas mujeres.

La demanda, que fue admitida a trámite a principios de este año, la interpusieron 17 afectadas de varios puntos de España y la familia de una mujer que se quitó la vida en la provincia de Málaga tras estar tomando 'Agreal'. Todos ellos solicitan indemnizaciones de entre 60.000 y 150.000 euros, dependiendo de los efectos nocivos que el medicamento les haya producido.

Por lo que respecta a Andalucía, además de la familia de la fallecida de Málaga, entre las demandantes figuran cinco mujeres de Sevilla, una de Córdoba, al menos dos de Cádiz y una de Granada. Además, el abogado adelantó que la semana próxima tienen previsto presentar ante los Juzgados de Barcelona demandas de entre 400 y 500 mujeres más supuestamente afectadas, de las que unas 90 son de mujeres andaluzas.

Según Osuna, si bien todos los casos no son idénticos, el medicamento ha provocado daños psíquicos y físicos a las demandantes, entre ellos, depresiones, nerviosismo, angustia, temblores, rigidez en las mandíbulas, falta de control de la lengua, insomnio, obesidad y dolores de estómago.

De hecho, todas las afectadas coinciden al explicar que "no pueden con su cuerpo, que su vida es un infierno y que no aguantan ese sufrimiento", apuntó el letrado. Osuna, además, aseguró que el prospecto de 'Agreal' "es de lo más vago y raquítico" y que "las personas lo toman sin saber los daños que les puede ocasionar".

PRODUJO LOS EFECTOS PREVISTOS, SEGUN EL LABORATORIO

Por su parte, el letrado de Sanofi Aventis señaló en su día que el hecho de que todas las perjudicadas aseguren sufrir los mismos síntomas es una "falacia" y explicó que sólo ha tenido constancia de que existen 1.200 mujeres afectadas por "elementos propagandísticos".

El representante del laboratorio destacó que las historias de las diferentes perjudicadas varían mucho entre sí, ya que van "desde un suicidio hasta casos en los que no existe ningún tipo de prueba documental, sólo el relato de la afectada". Durante su intervención, el letrado también recriminó en su día a la parte demandante que hiciera referencia al "gigante" al cual se está enfrentando, mención que calificó de "desprecio".

En cuanto al prospecto, el abogado aseguró que es "suficiente" y que cualquier clínico podría conocer los efectos adversos del medicamento leyéndolo. Además, según explicó, estas indicaciones son las mismas que han circulado por toda Europa. El letrado señaló que 'Agreal' se comercializa desde hace más de 20 años en 37 países del mundo, entre ellos, Portugal, Italia o Bélgica, y que allí nunca ha habido "ningún problema".

Según el abogado, "la falta de información no hace daño, lo hace el medicamento". Según explicó, 'Agreal' "no ha producido directamente un perjuicio, sólo ha podido producir los efectos secundarios o adversos previstos".