21 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 20 de Noviembre
  • 26 de junio de 2019

    Profesora de Educación advierte de que el ciberbullying ocurre las 24 horas del día y los 365 días al año

    Profesora de Educación advierte de que el ciberbullying ocurre las 24 horas del día y los 365 días al año
    Ana Romero-Abrio, profesora del departamento de Educación y Psicología Social de la UPOUPO

    CARMONA (SEVILLA), 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La profesora del departamento de Educación y Psicología Social de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla (UPO) Ana Romero-Abrio ha destacado este miércoles que el ciberbullying "traspasa a los colegios, ocurre las 24 horas del día y los 365 días al año".

    Además, ha hecho referencia a que todo el mundo tiene un dispositivo tecnológico a mano y, "sobre todo, los adolescentes". Ha comentado que ocurre en muchísimos países desarrollados y es "un problema que hay que abordar".

    Romero-Abrio, que ha participado en los Cursos de Verano que la UPO celebra en Carmona (Sevilla) con el taller 'Bullying y relación con la violencia' dentro del curso 'Violencia en la adolescencia: filioparental, de género y acoso', ha desarrollado la relación de bullying y violencia, ya que "el comportamiento violento en la escuela tiene muchas manifestaciones" y el acoso tiene una "especificación", que es "repetitivo en el tiempo, siempre hacia la misma víctima" y, además, "se ejerce un poder".

    Para explicar las diferencias, ha apuntado que puede haber un acto agresivo cuando "un alumno amenace a otro en un momento dado o un profesor pegue a un alumno". Sin embargo, el bullying es un "acto violento, intencional, sistemático y repetitivo hacia otra persona". "La violencia es sólo el instrumento", ha puntualizado.

    Romero-Abrio ha expuesto que en estos casos "se analizan mucho los contextos, ya que todos los adolescentes que puedan tener estos problemas tienen factores internos: poseen un tipo de familia en la que se desarrollan y un tipo de centro en el que se educan". "Todos esos factores influyen en la persona y se estudian. Ahí se puede trabajar en intervención", ha subrayado.

    Asimismo, se ha referido a la importancia de la relación entre la familia y la escuela agregando que "los mecanismos que hay ahora para que los padres participen en la escuela son escasos o no se están haciendo de una manera adecuada". Muchos padres tienen "delegada la educación en los colegios" y muchos profesores "se quejan de que la participación de la familia no es adecuada porque puede haber un exceso de crítica o recelo", ha recalcado.

    Dentro de la búsqueda de soluciones, ha señalado que "hay que ser conscientes de que la escuela tiene una forma de trabajar con los alumnos, pero luego cada familia tiene una peculiaridad". Ha apostado porque fuera "interesante tender más puentes con actividades como establecimiento de algunos grupos de padres para trabajar estos temas de violencia de una forma más específica".

    Para leer más