7 de abril de 2020
18 de mayo de 2014

El PSOE critica que el alcalde ha "cortado el grifo" a las familias más pobres al reducir aportación al Patronato

JAÉN, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Jaén ha lamentado que el alcalde, José Enrique Fernández de Moya, ha recortado en más de dos millones y medio de euros las aportaciones municipales con las que el Consistorio debe dotar al Patronato de Asuntos Sociales, con lo que ha "cortado el grifo" a las familias más pobres.

En un comunicado, la concejal socialista Dolores Herrera ha señalado que en la última reunión del organismo autónomo celebrada el pasado viernes la liquidación del presupuesto de 2013 presentada por el PP muestra que el Ayuntamiento "ha cortado salvajemente el grifo" de las transferencias con las que el Patronato funciona para atender a mayores, discapacitados, familias en situación extrema y menores.

"Ha condenado a cientos de familias jiennenses que lo necesitan desesperadamente al olvido, personas que hace tres años vivían tranquilas porque tenían estos derechos mínimos y este auxilio de su administración más cercana que ahora Fernández de Moya les retira salvajemente, sin anestesia", ha lamentado el PSOE.

La edil ha afirmado que además del "hachazo" que supone que el organismo se quede sin la única fuente de financiación que tiene, la municipal, el alcalde ha optado por "hacer política de austeridad" con las partidas que debía haber ejecutado al cien por cien durante el pasado año. "Fernández de Moya es el responsable de que, con la que está cayendo, desde el Ayuntamiento apenas se haya ejecutado la mitad de del presupuesto disponible para prestaciones básicas y complementarias", subraya.

A juicio de Herrera "es imposible que el alcalde pueda escudarse en que no hay demandantes cuando en esta ciudad son 13.000 los desempleados". En este sentido, la concejal hace memoria y señala que en el último pleno del año 2013 el PP secundó una moción presentada por la Federación de Asociaciones de Vecinos OCO y auspiciada por el PSOE para que los servicios sociales comunitarios relajaran sus criterios y requisitos para que familias de clases medias, antaño sin problemas económicos pero ahora golpeadas por la crisis, pudieran acceder a subvenciones y líneas de apoyo. "Es decir, lejos de ser menos, la demanda de prestaciones al Ayuntamiento debería ser mayor: no se entiende que sobre dinero", ha criticado.

Del mismo modo, el balance de las cuentas del Patronato en 2013 refleja que en capítulos como los centros de día para la infancia apenas se ha ejecutado un 15 por ciento del presupuesto. "Estas instalaciones prestaban en su momento apoyo a las madres trabajadoras cuyos hijos podían permanecer en ellos hasta que acabaran la jornada, pero con el tiempo jugaron una función esencial para proporcionar una merienda sana a pequeños cuyas familias no tienen recursos con el fin de contribuir a una nutrición correcta de los niños", relata la concejal.

Además, tampoco se han ejecutado los convenios de colaboración con asociaciones que se dedican a la atención a personas con necesidades. "Es decir, no solo no se gestiona para los que menos tiene desde el Ayuntamiento, sino que el alcalde ha cercenado las posibilidades de otros de ayudar donde la administración municipal ha decidido no actuar", explica Herrera.