3 de marzo de 2021
24 de julio de 2014

PSOE critica el "sectarismo" de Diputación por retirar la subvención al Parapanda y le pide que rectifique

LÚJAR (GRANADA), 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El grupo socialista en la Diputación de Granada ha exigido este jueves al equipo de gobierno en la institución del PP que rectifique su decisión de retirar la subvención que ha venido concediendo al Parapanda Folk desde sus comienzos.

La diputada provincial socialista Olvido de la Rosa ha formulado una pregunta en el pleno que este jueves ha celebrado la corporación provincial en el municipio de Lújar y ha considerado que la "única razón" que ha movido al PP a retirar la subvención está en "la intolerancia" y el "sectarismo" del presidente de la Diputación, Sebastián Pérez, y su equipo de "lisonjeros".

Así lo ha afirmado al término del pleno en el que, a su juicio, "ha quedado claro" que la gestión de la Diputación está guiada por la "intransigencia y el partidismo" de Sebastián Pérez y los suyos.

"La decisión de Pérez y su equipo retrata la intolerancia de quienes usan el dinero público como los nuevos ricos para financiar actividades rancias, de corte nacionalcatólico, propias de los tiempos más siniestros de la historia de España", ha señalado Olvido de la Rosa. En su opinión, "el señor Pérez y los suyos tienen un concepto de la cultura que roza el fanatismo, más propio de integristas y de regímenes autoritarios que de demócratas".

Para la representante socialista, el diseño del cartel es sólo una "excusa" que oculta "revanchismo político" y evidencia la "intolerancia" de quienes utilizan el dinero de todos para financiar "actividades rancias" y "ultraconservadoras".

"Ahora que Pérez ha descubierto a Aureliano Buendía, estaría bien que entendiera la cultura de la libertad", ha afirmado.

"Lo que no puede ser es que alguien con ese talante, que pretende apropiarse de la figura de Lorca, que homenajea a los verdugos y a sus víctimas, utilice los recursos públicos de una institución, el dinero que sale del bolsillo de todos, para promover actividades propias de otros tiempos y emplee la institución que debe representar a todos los municipios de la provincia para cargarse actividades culturales profundamente arraigadas en la provincia por la sencilla razón de que no le gusta un cartel", ha añadido.

APOYO A LAS ELAS

Por otro lado, el pleno de la Diputación ha aprobado por unanimidad la propuesta del grupo socialista para realizar un plan especial de inversiones exclusivo para las Entidades Locales Autónomas (ELAS), a las que el equipo de gobierno 'popular' de la Diputación había "marginado" del plan de inversiones financieramente sostenibles, destinadas a realizar obras de mejora de los servicios básicos municipales.

El diputado provincial socialista Manuel Megías ha aplaudido la decisión del PP, que ha reculado al convertir la moción del PSOE en una declaración institucional por la que la Diputación se compromete a incluir a las ELAS como beneficiarias en todas las convocatorias públicas que realice la institución de programas de obras, servicios y suministros.

En cambio, el equipo 'popular' ha "impedido", "con el rodillo de su mayoría absoluta", que prospere la moción presentada por el PSOE para que la Diputación colabore con los ayuntamientos de la Costa con el fin de articular un sistema de recogida y transporte de residuos vegetales a la planta de tratamiento de Motril.

La propuesta, que ha defendido la diputada provincial socialista Antonia Antequera, incluía la petición al equipo popular de impulsar la construcción de una red de plantas de transferencia que permitiera el almacenamiento y compactaje de los residuos vegetales para reducir los gastos de transporte hasta Motril.

La diputada socialista ha lamentado la "nula sensibilidad" del PP para intentar resolver un problema que afecta a numerosos municipios de la Costa por "la proliferación de vertederos incontrolados que suponen una contaminación del medio ambiente y un riesgo para la salud pública" y ha pedido a Sebastián Pérez que visite la zona y le explique a los dueños de explotaciones agrarias, fundamentalmente a los que se dedican a la agricultura intensiva de invernaderos, "por qué los obliga a que asuman en solitario los altos costes del transporte de residuos".

Para leer más