14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • 14 de abril de 2014

    El Reina Sofía aplica tratamientos de tolerancia a pacientes oncológicos para que puedan recibir su medicación

    CÓRDOBA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba está administrando tratamientos a pacientes con patología tumoral que se han hecho alérgicos a los fármacos quimioterápicos que deben recibir para tratar su enfermedad. Este tipo de intervención alergológica se lleva a cabo en el hospital de día de alergia del complejo sanitario, ubicado en el Hospital Provincial, y posibilita que estos pacientes puedan continuar con sus sesiones.

    Según ha informado la Junta de Andalucía, la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta en Córdoba, María Isabel Baena, ha visitado este lunes dichas instalaciones, que fueron reformadas hace aproximadamente un año. En este hospital de día los pacientes oncológicos con la citada problemática se someten a una intervención alergológica antes de cada sesión de quimioterapia, con la finalidad de "abrir una ventana temporal de tolerancia y que puedan recibir las dosis que precisan. Esta operación se repite antes de cada sesión", según ah explicado Baena.

    En estas dependencias también se atiende a pacientes con otros perfiles, que tienen en común la posibilidad de exponerse a intervenciones de riesgo, bien por encontrarse en una situación delicada o por miedo de anafilaxia, tras la exposición controlada, y también aquí se desarrolla la fase de iniciación de la inmunoterapia a alérgicos a himenópteros (abejas y avispas) y el test de repicadura.

    El recorrido de la visita de Baena ha continuado por el resto de las dependencias de Alergia, que se reparten por el Edificio de Consultas Externas, y que ha finalizado con una reunión con los profesionales del servicio.

    La responsable de la Unidad de Gestión Clínica de Alergia, Carmen Moreno, ha indicado que entre 3.500 y 4.000 pacientes se atienden anualmente en este servicio, que se organiza en diferentes unidades para ordenar la asistencia y que ofrece a la población una amplia cartera de servicios, que incluye a pacientes adultos e infantiles. Es más, tal y como ha destacado la doctora Moreno, para algunos procedimientos es un centro de referencia a nivel asistencial y formativo.

    RECONOCIMIENTOS

    En esta línea, La Unidad de Inmunoterapia del hospital cordobés (perteneciente al servicio de Alergia) es centro de referencia de Andalucía para el test de repicadura de insectos himenópteros y, por otra parte, la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica ha reconocido recientemente la excelencia de esta unidad, por sus resultados con los tratamientos (vacunas) frente a las reacciones alérgicas al veneno de estos insectos (avispas y abejas).

    Reconocimientos como éstos permiten dar proyección internacional, en los ámbitos asistencial y docente, al trabajo que en este terreno llevan a cabo los alergólogos cordobeses, siendo destacable en este campo que el curso sobre himenópteros llega ya a su decimosexta edición y ha permitido formar a más de 450 profesionales.

    Entre otras unidades de este servicio figura la de alergia a medicamentos, donde se trabaja en estrecha relación con el servicio de Farmacia Hospitalaria, para realizar a los pacientes exposiciones controladas que permitan descartar o confirmar su alergia y también la unidad de dermatitis de contacto, en colaboración con Dermatología, para el tratamiento de los eccemas crónicos.

    Finalmente, los profesionales de Alergia cuentan desde hace ya más de cinco años con un equipo que permite detectar de forma simultánea y en solo unas horas hasta 113 proteínas alergénicas a las que pueden ser sensibles los pacientes. Esta tecnología emplea diagnóstico molecular y el hospital cordobés fue el primero de Andalucía y el segundo de España en incorporar este tipo de equipamiento.

    Alrededor de un millar de pacientes se han beneficiado hasta el momento de esta tecnología, que permite que con una sola gota de sangre del paciente se pueda saber si éste es alérgico a alguna de estas proteínas.