15 de octubre de 2019
10 de agosto de 2019

Ruiz dice que "no me preocupa nada" rentabilizar el Gobierno de coalición y comparte con Moreno "que estamos blindados"

Ruiz dice que "no me preocupa nada" rentabilizar el Gobierno de coalición y comparte con Moreno "que estamos blindados"
La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, en la entrevista con Europa Press.JESÚS PRIETO/EUROPA PRESS

SEVILLA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha asegurado que "no me preocupa nada, no tenemos esa visión" sobre cuál de los dos partidos, si PP o Ciudadanos, pueda rentabilizar mejor en las urnas el Gobierno de coalición, y ha esgrimido en este sentido que "hemos pasado tres campañas electorales y no nos hemos tambaleado" y comparte en este sentido la opinión del presidente de la Junta, Juanma Moreno, "es verdad, como dice el presidente, que nos hemos blindado, nos hemos encapsulado".

Cuando se le pregunta si el Gobierno es una balsa de aceite como aparenta o si la presencia de Vox les obliga a cohesionarse, Ruiz ha declarado en una entrevista con Europa Press que "somos un Gobierno cohesionado, estable, todos vamos a una en el Consejo de Gobierno" y ha considerado que "es el modelo de Gobierno del siglo XXI porque se han acabado las mayorías absolutas" y ha descartado el influjo de Vox en la convivencia de PP y Cs porque "ni Vox marca ni va a marcar" el rumbo del gabinete.

"Tenemos tanto trabajo en el día que no podemos pensar en elecciones", aunque ha reconocido que "llegará un momento en que haya que hacer campaña y ya veremos en las urnas quién convence a quién". "Pero la fórmula ha sido beneficiosa para los andaluces", ha apostillado Rocío Ruiz.

En el caso de Ciudadanos, Ruiz ha admitido la proyección pública que concede a esta formación formar parte del Gobierno de Andalucía, y que tuvo en la presencia de la consejera de Igualdad en la marcha Lgtbi junto a Inés Arrimadas uno de sus símbolos y ha aseverado que "es el primer Gobierno donde está Ciudadanos en toda España y eso ha sido un gran triunfo".

Ruiz, que ha explicado que se afilió a Ciudadanos en agosto del año pasado, "me parecía coherente afiliarme", ha señalado, una vez que tenía en el horizonte su candidatura al Parlamento de Andalucía de las elecciones del 2 de diciembre de 2018, ha asegurado que "no soy una persona por tener ambición, poder" y ha asimilado el salto directo de diputada a consejera del Gobierno andaluz como "etapas de la vida, que te van colocando en los sitios".

"Y ahora estoy aquí dándolo todo porque es mi forma de ser, de trabajar con pasión, con ideas firmes y lo que venga detrás no lo sé", ha razonado sobre su futuro en política, pero sí ha reconocido que "volvería repetir" como consejera de Igualdad si tuviera la opción de tener la misma cartera, que ha descrito como un departamento "enorme, que da vértigo", pero que le ha dado recompensas como el ejemplo que pone con la inauguración de una residencia en Espera (Cádiz). "Pienso en las familias y que puedan tener un respiro y eso no tiene precio", ha apuntado.

Sobre su presencia en la marcha Lgtbi, ha declarado Ruiz, pese a la polémica que la envolvió y los incidentes que soportó la representación de Cs, que "voy a seguir saliendo a la calle porque nadie me va a prohibir reivindicar los derechos de las personas" y ha declarado que "no le voy pedir permiso a la señora Calvo para ser feminista ni al señor Marlaska para reivindicar el orgullo Lgtbi".

Sobre si a ella y el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, representan el perfil más aguerrido de Ciudadanos frente a la prudencia pública del vicepresidente y consejero Juan Marín, Ruiz ha expresado que "eso tiene que ver con la personalidad, yo no voy a cambiar" y ha considerado que "me atacan, diga lo que diga". "No me voy a arrugar, soy valiente y fuerte", ha apostillado.

Ruiz ha negado recibir llamadas del vicepresidente Juan Marín o del consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, para reconducir declaraciones suyas. "A mi nadie me reconduce. Mi padre y mi madre dejaron de intentar domesticarme hace tiempo. Ni el vicepresidente ni el consejero me corrigen ni me dicen. Ninguno de los dos lo ha hecho", ha afirmado Ruiz. "Otra cosa es que se me ha malinterpretado muchísimo", ha razonado sobre su perfil público.

Para leer más