21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 26 de julio de 2009

    Sindicalistas de UGT y CCOO velarán por la seguridad en las obras de la Diputación, por encargo de ésta

    CÓRDOBA, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Sindicalistas de UGT y de CCOO velarán por el cumplimiento de la normativa sobre prevención de riesgos y condiciones socio-laborales en las obras que se realicen por adjudicatarios de la Diputación de Córdoba, acreditados para ello por la propia institución provincial.

    Así se determina en el convenio de colaboración, al que ha accedido Europa Press y que suscribirá, por un año de vigencia, la Diputación cordobesa con la Federación del Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT-Córdoba y con el Sindicato Provincial de Construcción, Madera y Afines de CCOO-Córdoba. La institución provincial financiará con 13.200 euros, que se repartirán al 50 por ciento ambos sindicatos, los gastos derivados del desarrollo de este acuerdo.

    Para que los representantes sindicales cumplan con la labor ya indicada, la Diputación les remitirá mensualmente una relación de las obras iniciadas y expedirá las credenciales que le sean solicitadas por ambos sindicatos, que se comprometen, por su parte, a girar visitas a las obras de la Diputación y, trimestralmente, a emitir un informe completo a la institución provincial sobre el cumplimiento o incumplimiento de la normativa referida en sus obras, dando traslado a la Diputación de forma inmediata de aquellas incidencias que así lo requieran.

    Desde la Diputación se justifica la necesidad de esta medida en el hecho de que la institución provincial "viene acometiendo en el conjunto de la provincia numerosas obras de nueva construcción, así como el mantenimiento de todo tipo de infraestructuras", lo que conlleva "un aumento importante de la actividad en el sector de la construcción".

    Dicho sector, según entienden los sindicatos y la propia Diputación, "soporta un alto riesgo" en materia de seguridad e higiene y de salud laboral, además de un "elevado nivel de desempleo" y también de "precariedad" en el empleo existente. A ello se suma que "la ausencia de representantes legales de los trabajadores en la mayoría de los centros de trabajo facilita el incumplimiento, por las empresas contratantes, de la legislación en materia de seguridad e higiene y salud laboral, así como en materia de relaciones laborales".

    También es un factor a tener en cuenta, según se recoge en el texto del convenio, "las dificultades que tienen los jóvenes para su acceso al primer empleo", de ahí que, por todo lo expuesto y "con el ánimo de mejorar" las condiciones en desarrollan su trabajo los obreros de la construcción, la Diputación y también los sindicatos consideraron necesario este acuerdo.