25 de mayo de 2020
16 de noviembre de 2018

Susana Díaz afirma que Rivera, en estado de "pánico", ha tirado "por la borda" el trabajo por la estabilidad

Susana Díaz afirma que Rivera, en estado de "pánico", ha tirado "por la borda" el trabajo por la estabilidad
EUROPA PRESS/ÁLEX CÁMARA

ALBOLOTE (GRANADA), 16 Nov. (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Lourdes Pino) -

La presidenta de la Junta y candidata a la reelección por el PSOE-A, Susana Díaz, ha considerado este viernes que el presidente nacional de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, que ha entrado en estado de "pánico", ha tirado "por la borda" la contribución de su partido a la estabilidad en Andalucía durante tres años y medio.

En declaraciones a los periodistas en la localidad granadina de Albolote en el primer día de la campaña electoral, Susana Díaz ha sido preguntada por las declaraciones de Rivera en las que advertía de que, si en las elecciones andaluzas hay un "solo escaño más de cambio, habrá cambio".

En su opinión, eso es lo que lleva diciendo Rivera desde el mes de agosto cuando empezó a competir con Casado, eligiendo a Andalucía como "campo de batalla". Ha indicado que Rivera incluso ha decidido "plagiar y copiar la estrategia que la derecha siempre ha tenido en Andalucía, que es negarnos el pan y la sal" y ha decidido "tirar por la borda" un trabajo de tres años y medio, durante los que Cs, en virtud del acuerdo de investidura con el PSOE-A, decidió aportar para la estabilidad en Andalucía, apoyando los presupuestos.

Ha indicado que cuando Rivera entró en "estado de pánico" tras la moción de censura contra Mariano Rajoy, decidió que Andalucía sería ese "experimento y campo de batalla para competir" con Casado y para eso ha "copiado" el negarle el pan y la sal a esta tierra.

Susana Díaz ha insistido en que el pacto que ella quiere es con los andaluces el día 2 de diciembre y lograr una mayoría amplia.

Ha recalcado que los socialistas afrontan la campaña cargados de "ilusión y alegría", con la fuerza de da la gente, y en que no se van a meter con nadie, pero ha querido dejar claro que como presidenta de la Junta no se va a callar ante ningún "insulto" a los andaluces y esta comunidad.