15 de septiembre de 2019
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • 21 de julio de 2014

    Susana Díaz rechaza realizar "recortes" por una reforma fiscal que "provoca que caigan los ingresos" de las CCAA

    Susana Díaz rechaza realizar "recortes" por una reforma fiscal que "provoca que caigan los ingresos" de las CCAA
    EUROPA PRESS

    TORRES (JAÉN), 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (PSOE), ha rechazado este lunes realizar "recortes" en materias como educación, sanidad o atención a los mayores como consecuencia de una reforma fiscal que "provoca que caigan los ingresos en las administraciones autonómicas", que son, según ha resaltado, las que deben "garantizar el Estado del bienestar".

    Díaz ha realizado esta reflexión en el transcurso de su intervención en la sesión inaugural de los IX Cursos de Verano de la Universidad de Jaén (UJA) en el municipio jiennense de Torres, coordinados por el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que ha sido quien le ha precedido en el turno de palabra.

    "Cuando se ponen sobre la mesa reformas fiscales injustas que no solo meten la mano en el bolsillo de los parados, sino que al mismo tiempo estrangulan la economía de la inmensa mayoría de los ciudadanos y también se provoca que caigan los ingresos en las administraciones autonómicas, ¿qué se nos está diciendo?, que vamos a tener que recortar en educación, sanidad, hospitales, profesores, camas, atención a los mayores, y no estamos dispuestos a hacerlo en Andalucía", ha sentenciado la presidenta andaluza antes de apostillar que lo repetirá "cuantas veces sea necesario".

    Tras apuntar que "no es posible que se toque el salario indirecto de las familias, que es el que permite aguantar la economía familiar, la dignidad e igualdad", la jefa del Ejecutivo regional ha expresado su "preocupación" por que la crisis económica actual, que "ha sacudido un duro golpe a las familias", pueda ser "excusa para mutilar derechos y recortar en democracia".

    En esa línea, ha llamado a no "bajar la guardia", y ha apelado a la obligación de quienes están al frente de responsabilidades políticas de plantear "medidas para una sociedad más justa", porque la crisis no puede ser la "coartada perfecta para recortar el Estado del bienestar y en derechos y libertades".

    "Culpar a la crisis de que se esté poniendo sobre la mesa un modelo ideológico desigual, insolidario, es querer culpar a la crisis de la voluntad que tienen algunos de recuperar aquel eslogan de 'tanto vales en función de tanto tienes'", ha argumentado Díaz, que ha rechazado que se pueda "usar una crisis que tanto daño está causando para implantar una regresión en ámbitos como los derechos humanos, la justicia universal o la atención a los ciudadanos".

    Al hilo, ha rechazado que la 'marca España' esté "marcada por recortes sociales, desigualdades, segregación en la educación o pérdida de derechos de las mujeres", y frente a ello ha defendido la construcción de "un país atractivo para vivir, con derechos y libertades, que abra esperanzas a generaciones que no tienen expectativas y el que los ciudadanos se sientan orgullosos de vivir en él".

    En ese sentido, ha destacado el "compromiso" del Gobierno andaluz por "trabajar por la recuperación económica y la creación de empleo" a la vez que por "priorizar la recuperación de derechos y libertades de las personas", porque le preocupa "el modelo de sociedad que se está construyendo y el que va a quedar cuando acabe la crisis".

    Así, ha expresado su "compromiso como presidenta y andaluza" de que la Administración autonómica no sea "inmovilista", sino que "contribuya al desarrollo y el avance de los ciudadanos", en un contexto en que los "pilares" de la democracia "están seriamente dañados" y "de manera irresponsable se están socavando".

    "HAY OTRO CAMINO"

    Frente a quienes defienden que "no hay otra receta, otro camino", la presidenta de la Junta ha defendido que "no es verdad", que "sí hay otro camino, otro espejo en el que mirarse", algo que, en su opinión, está demostrando el Gobierno andaluz, con medidas como la subasta de medicamentos o la generalización de la cirugía mayor ambulatoria, medidas que permiten "ahorrar en gastos" pero sin "desmantelar" el Estado del bienestar, porque la Junta no va a "permitir que la crisis se convierta en una crisis más profunda, estructural, que acabe afectando a su autonomía y cimientos".

    "Cuando un gobierno quiere, son muchas las cosas que se pueden hacer", ha añadido la presidenta, para quien "los responsables políticos" tienen la "obligación de cimentar la recuperación económica, pero no a cualquier precio", y la "justicia, equidad, solidaridad y responsabilidad" son los principios sobre los que hay que "reforzar" la democracia.

    Díaz también se ha referido a cuestiones que se van a abordar en los cursos de Torres, como la "lacra" de la violencia de género, que "sigue llevándose la vida de las mujeres", y que debe forzar a la sociedad a "no permitir ni siquiera chistes o comentarios jocosos que tienen una carga detrás que al final acaban justificando lo injustificable".

    Tras abogar por "hacer todo lo que esté a nuestro alcance" contra esa problemática, la presidenta ha subrayado que el Gobierno andaluz ha "blindado" su aportación presupuestaria en esa materia, y ha solicitado "al resto de administraciones a que hagan lo mismo", al tiempo que ha parafraseado a la escritora Dulce Chacón para apostillar que "acostumbrarse es otra forma de morir".

    "Esta sociedad no se puede acostumbrar a contar las víctimas", ha sentenciado Díaz, que ha expresado su preocupación por "las más jóvenes, las que han crecido en igualdad de oportunidades, en democracia", y que, al hilo, se ha referido al proyecto de reforma de la ley del aborto, como ejemplo de proyecto que "supone un gravísimo retroceso en el trabajo durante años en lucha por la igualdad".

    La presidenta también ha reivindicado el "compromiso" de la Junta con la "autonomía local", haciendo así mención a la reforma de la Administración local promovida por el Gobierno central, apostando por "caminar" en la dirección de "revitalizar el ámbito de la autonomía local" y rechazando "una Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración local que va en la dirección contraria", ha atajado.