15 de octubre de 2019
11 de enero de 2014

Un total de 76 reclusos del centro penitenciario acaban su formación en cinco talleres impulsados por el IAJ

JAÉN, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un total de 76 reclusos del centro penitenciario de Jaén han participado durante el pasado año en cinco talleres (relajación, teatro, pilates, salud e higiene y habilidades de comunicación), impartidos por otras tantas monitoras, dentro del programa 'Jóvenes en Prisión' impulsado por el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ).

Según ha informado el IAJ en un comunicado, su coordinador provincial, Víctor Torres, ha participado en el acto de clausura de una iniciativa que arrancó en el año 2006 y en la que ha asegurado que el Instituto "ofrece a los internos la oportunidad de ocupar su tiempo libre en acciones educativas, formativas, laborales y personales, con la posibilidad de ser un elemento motivador para su futura reinserción".

Así, ha señalado que "la base del trabajo reside en ofrecer alternativas para que puedan elegir aquellos medios que puedan eliminar las carencias que les llevaron a delinquir". Del mismo modo, ha explicado que el IAJ trata de "darles una formación para que adquieran una mayor competencia psicosocial, disminuyendo así sus probabilidades de recaída".

Según se ha informado en la nota, el programa se estructura en tres áreas de intervención: salud, deportiva y psicosocial y que en cada una se desarrollarán distintas actuaciones, que se llevan a cabo a través de la implementación de talleres. Así, ha señalado que en concreto, dentro de la primera, se abunda en cuestiones como salud e higiene, educación sexual, relajación y risoterapia; en la segunda, sobre formación para el ocio y tiempo libre, actividades físico-deportivas y pilares, mientras que en el ámbito psicosocial, se trabajan aspectos como habilidades sociales, de liderazgo, personales y de comunicación, de convivencia, inteligencia emocional, autoestima, resolución de conflictos, educación en valores, intercultural y manejo del entorno.

Por último, ha asegurado que la metodología que se emplea en el transcurso del programa es "activa y participativa, basada en el diseño y organización de talleres de animación sociocultural, que tienen por objeto establecer y promover procesos de participación social e impulsar el protagonismo de los internos, a través de la cooperación y las relaciones interpersonales" y ha concluido apuntando que los "talleres se organizan mediante grupos, trabajando con ellos de forma simultánea y siguiendo un itinerario de intervención".