30 de octubre de 2020
19 de abril de 2018

Tribunales.-La fiscal retira la acusación al varón que medió en la riña entre su pareja y su ex que se inculpan

Tribunales.-La fiscal retira la acusación al varón que medió en la riña entre su pareja y su ex que se inculpan
EUROPA PRESS

CÓRDOBA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía ha retirado la acusación de delito de lesiones contra el hombre que medió en una riña entre su pareja y su expareja en mitad de la calle en la capital cordobesa, donde "ambas se agredieron con ferocidad", y que en el juicio, visto ya para sentencia, se han inculpado mutuamente.

Así, durante la vista celebrada en la Sección Tercera de la Audiencia de Córdoba, el varón ha dicho que su expareja "se tiró" para su pareja "con un cuchillo", tras lo cual "se golpearon entre sí y forcejearon", momento en el que él fue a separarlas sin "golpear a ninguna", según su relato, en el que ha defendido que no le dio puñetazo alguno, ni le rompió los dientes a su expareja, y que ésta última apareció de pronto con amenazas de muerte.

Por su parte, la expareja ha explicado que ha recibido amenazas de muerte de la actual pareja, a quien ha admitido que le dio "un bocado", si bien el acusado "se puso a separar con puñetazos", uno de ellos en su boca, después de que la actual pareja se fuera hacia ella y en este caso se tuvo que "defender" como pudo, según su versión, en la que ha detallado que le tiraron del pelo y la arrastraron por el suelo. Además, considera que lo que hicieron los otros dos procesados fue "un abuso".

Mientras, la actual pareja ha señalado que la anterior pareja venía hacia ella "con un cuchillo y le intentó pegar "una o dos puñaladas", cuando el hombre no estaba en ese momento, pero llegó después cuando estaban forcejeando e intentaba quitársela de encima, según se declaración, en la que ha asegurado que "su madre tiró el cuchillo al contenedor" y que el varón "en ningún momento" golpeó a su expareja, de quien sí recibió "un bocado en la pierna", según ha dicho.

Entretanto, un testigo protegido ha indicado que las dos mujeres estaban "discutiendo y se golpeaban", mientras que el hombre "intentó separar" y "en ningún momento agredió", a lo que ha agregado que la expareja amenazó de muerte a la pareja actual. La madre de la expareja ha manifestado que la otra mujer insultó a su hija, sobre quien "se tiró al pelo", y al momento llegó él, quien medió para que pararan, después de que la actual pareja "estaba arrastrando" a su hija.

Tras ello, en las conclusiones finales, la fiscal ha retirado la acusación contra el hombre por "los testimonios contradictorios" y palabras de los testigos, que han asegurado que medió en la riña, pero no han confirmado que diera puñetazos. Así, ha mantenido la petición de cuatro años y seis meses de prisión para la pareja actual por un delito de lesiones, y multa de 500 euros para la expareja del varón, que perdió dos dientes, por un delito leve de lesiones.

HECHOS

Según recoge la calificación del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, el hombre mantuvo una relación con su expareja durante 22 años en los que tuvieron una hija, si bien dicha relación se extinguió hace más de tres años y cada uno de ellos reside en distintos domicilios de la capital cordobesa.

Posteriormente, el acusado ha iniciado una relación sentimental con la otra mujer que está procesada en este caso. Así, sobre las 17,30 horas del día 29 de julio de 2016 las acusadas tuvieron un encuentro casual en la Calle Músico Tomás Luis de Victoria, donde ambas, que "mantienen gran enemistad entre sí", se abalanzaron inmediatamente la una sobre la otra y se enzarzaron en una riña en la que "se agredieron con ferocidad".

De este modo, se propinaron golpes y puñetazos y cayeron al suelo, donde "no cesaron de agredirse mutuamente", llegando la expareja a "propinar un fuerte mordisco en el muslo izquierdo" de la otra mujer, quien presuntamente trató de herir a la otra con un instrumento punzante, con el que "la pinchó levemente en la boca y en la zona pectoral".