24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 18 de julio de 2009

    Tribunales.- Le piden 13 años de cárcel por prender fuego a la casa donde estaban su mujer e hijos

    GRANADA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Fiscalía de Granada ha solicitado la pena de 13 años de cárcel para un hombre de 45 años acusado de amenazar a su mujer y prender fuego de forma intencionada a la puerta de la vivienda donde ella se encontraba durmiendo con los dos hijos que tienen en común, después de que le planteara la separación.

    Solicita también que el acusado, identificado como José C.S., indemnice a su mujer --a la que amenazaba desde enero de 2008-- con 6.000 euros por los perjuicios y daños morales causados.

    Según consta en el escrito de acusación del fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, fue el pasado 11 de julio de este año cuando José C.S. salió del domicilio familiar, situado en la capital granadina, y llamó desde una cabina pública a su mujer para decirle: "te tengo que matar, de esta noche pasa".

    Posteriormente, sobre las dos de la madrugada, dejó una nota debajo de la puerta de la vivienda en la que escribió "te tengo que matar, te tengo vigilada no salgas" y prendió fuego en la puerta, consciente de que en su interior se encontraban su mujer, sus dos hijos --de 16 y 12 años-- y su suegra de 79 años e invidente.

    Al percatarse del incendio se levantaron de la cama, pero permanecieron en el interior del inmueble hasta que acudieron los Bomberos, que sofocaron el fuego y les socorrieron tras derribar la puerta.

    A consecuencia del incendio sufrieron daños la puerta y el timbre de la vivienda conyugal tasados en 670,5 euros, así como resultaron afectadas otras dos viviendas, cuyos desperfectos ascienden a 455 euros y la escalera comunitaria por valor de 477,6 euros.

    A raíz de estos hechos, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Granada dictó un auto en el que se prohibió al acusado aproximarse o comunicarse por cualquier medio con su esposa, pese a lo que éste efectuó entre los días 21 de julio y 11 de agosto de 2008 más de 20 llamadas desde el Centro Penitenciario de Albolote (Granada), donde estaba internado, al teléfono fijo de su esposa.

    El Ministerio Público considera que estos hechos integran un delito de incendio, por el que pide 10 años de prisión; otro de amenazas con la agravante de parentesco, por el que solicita dos años de cárcel y un tercero de quebrantamiento, por el que pide un año más de prisión.

    Además solicita por los delitos de incendio y amenazas que el acusado no se comunique con su esposa ni se aproxime a ella a menos de 300 metros por un tiempo total de trece años.

    Además de indemnizar a la mujer con 6.000 euros por los perjuicios y el daño moral causado, el fiscal pide que el acusado pague los desperfectos que el fuego ocasionó en las distintas viviendas del edifico y que ascienden a la suma de 1.6031 euros.

    El juicio por estos hechos está previsto que se celebre el próximo 21 de julio en la Sección Segunda de la Audiencia de Granada.