8 de abril de 2020
29 de mayo de 2014

TSJA concede la cautelar para mantener la unidad reducida en mitad de curso a un colegio de Palma

PALMA DEL RÍO (CÓRDOBA), 29 May. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha acordado conceder la suspensión cautelar para el mantenimiento del concierto de la unidad reducida en mitad de curso al colegio salesiano 'San Luis Rey' de Palma del Río (Córdoba), centro adscrito a la patronal Escuelas Católicas.

Según ha indicado a Europa Press el representante jurídico del colegio, el abogado Jesús Muñoz de Priego, el centro ha disfrutado de concierto educativo, entre otros niveles, para cuatro unidades de Ciclos Formativos de Grado Medio de Gestión administrativa --dos de primer y dos de segundo curso--.

En el proceso de solicitud de conciertos del curso 2013-2014, el colegio pidió la renovación del convenio de dichas unidades por otros cuatro años, y así le fue concedida por orden de 31 de julio de 2013 para cuatro años. Sin embargo, "sorpresivamente", en fecha 24 de enero de 2014, con el curso escolar en el segundo trimestre pero solo cuatro meses después de firmar el concierto, y en un paso que Escuelas Católicas ya criticó como un ataque a la escuela concertada, la Consejería decidió modificar el mismo, reduciendo una unidad de segundo, alegando baja ratio; finalmente la reducción se produjo por Orden de 27 de febrero de 2014.

"Asombra mucho dicho extremo, puesto que en el momento de dictar la orden de renovación de conciertos para cuatro años ya era conocido el número de alumnos que tenía el centro en segundo, pues procedían de primero en el mismo centro", ha indicado Muñoz de Priego, que alude a la inexistencia de causa alguna para producir una modificación en un concierto recién firmado, "porque no ha existido ninguna variación". "Lo que en julio parecía una ratio adecuada, cuatro meses más tarde parece que no: a todo ello, la ratio no es menor que la de otros centros", ha abundado.

Por ello, el centro interpuso recurso y solicitó la medida cautelar para que provisionalmente, mientras se tramita el fondo del asunto, la unidad pueda continuar en funcionamiento, no perjudicando a la comunidad educativa, lo que finalmente le ha sido concedido en base a jurisprudencia del Tribunal Supremo. Así, considera ajustada a derecho la medida cautelar de suspensión de la ejecución del acto recurrido, por entender que su ejecución "haría perder la finalidad del recurso", valorando los intereses en conflicto.

El letrado ha manifestado que "aun cuando es una medida cautelar y no prejuzga el fondo del asunto, indudablemente transmitirá calma a la comunidad educativa y sobre todo al alumnado y sus padres". El abogado también ha insistido en que "debe tenerse en cuenta que este proceder de la Consejería resulta de lo más novedoso y supone un paso más en la política de acoso hacia la concertada que parece obsesionar al Gobierno andaluz".

"De este modo, al goteo permanente, quizás no excesivamente voluminoso o drástico pero constante y muy grave, desde hace varios años, de reducción de unidades concertadas con demanda social en las resoluciones de conciertos, ahora se une la reducción de unidades con concierto en vigor, en mitad del curso escolar", indica.

Para el abogado, "más sangrante aún resulta cuando solo cuatro meses antes se había concedido la renovación del concierto educativo para esas unidades por cuatro nuevos años y desde ese momento al de la reducción nada había ocurrido, ningún cambio, para desatar esa actuación de la administración".