14 de agosto de 2020
7 de octubre de 2009

Turismo.- El Parador contará en un año con una escuela de golf, un campo de nueve hoyos y zona deportiva

CÓRDOBA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Paradores de Turismo, Miguel Martínez, presentó hoy el proyecto para dotar de mayores y mejores servicios al parador de Córdoba, que dentro de un año contará con una escuela de golf, un campo de nueve hoyos y zona deportiva con pistas de pádel y tenis.

En un comunicado, Martínez destacó la importancia que tiene este establecimiento para la red pública hotelera, ya que "la riqueza cultural y artística de la ciudad y la gran afluencia de turistas que recibe, lo sitúan como uno de los más importantes".

El presidente de la cadena resaltó "la buena calidad del servicio que el establecimiento cordobés ofrece a sus clientes y que le ha permitido obtener unos excelentes resultados durante el pasado verano". De este modo, durante julio y agosto, el Parador de Córdoba registró una ocupación del 63 por ciento, seis puntos más que en el mismo periodo del pasado año.

Así, se mostró satisfecho "por la calidad y los buenos resultados", pero aspiran a más y por ello van a realizar "una importante inversión para modernizar y mejorar el Parador de Córdoba y dotarle de nuevos y muy importantes servicios".

En cuanto a la escuela de golf, contará con un campo de prácticas con un 'Tee' de doble altura dotado de redes de protección laterales e iluminación; y un campo de golf de nueve hoyos de par 3. También se crearán tres pistas de tenis y dos de pádel, además de una zona de edificios auxiliares que contará con zona de bar, aseos, vestuarios y almacenes para bolas y palos. Las instalaciones de la zona de piscina también serán renovadas.

RESPETO AL MEDIO AMBIENTE

El presidente de Paradores quiso dejar claro que la escuela de golf se va a construir "con la mirada puesta en el medio ambiente". Por ello, informó de que todas las instalaciones se van a regar únicamente con las aguas residuales depuradas del propio parador.

Para lograrlo, en primer lugar, plantarán una especie de césped que requiere menor hidratación e instalarán una estación depuradora con capacidad para más de 60 metros cúbicos diarios, que purificará las aguas residuales del parador para regar con ellas todo el campo de golf.

Miguel Martínez consideró que estas obras tendrán consecuencias positivas porque va a atraer a un mayor número de turistas nacionales y extranjeros. Destacó también que las nuevas instalaciones permitirán crear nuevos puestos de trabajo indirectos y entre 12 y 20 empleos directos.