5 de agosto de 2020
3 de julio de 2020

Varios funcionarios y un recluso que quemó un colchón en la cárcel de Córdoba acaban en la enfermería por inhalar humo

Varios funcionarios y un recluso que quemó un colchón en la cárcel de Córdoba acaban en la enfermería por inhalar humo
Centro Penitenciario de Alcolea, en Córdoba, en una imagen de archivo. - EUROPA PRESS - ARCHIVO

CÓRDOBA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Varios funcionarios del Centro Penitenciario de Alcolea, en Córdoba, han precisado atención médica en la enfermería de la propia prisión después que resultar heridos por inhalación de humos al socorrer en la noche de este jueves a un interno que había prendido fuego a prendas de ropa y al colchón de su celda, provocando con ello una gran humareda.

Este recluso, según han informado a Europa Press fuentes de Instituciones Penitenciarias, cuyos motivos para actuar como lo hizo no han trascendido, presentaba síntomas de asfixia cuando fue rescatado del interior de la celda por los citados funcionarios, por lo que también ha precisado de asistencia médica en la enfermería de la cárcel cordobesa.

Otra consecuencia del incendio, que fue rápidamente controlado y extinguido, es que el resto de internos de la misma galería donde se originaron las llamas han tenido que ser trasladados a otras dependencias del centro penitenciario cordobés, pues ha quedado inhabitable y precisa reparaciones, debido a los daños provocados por el humo y las llamas.

En relación con este suceso y en un comunicado, la Asociación Nacional de Trabajadores Penitenciarios 'Tu abandono me puede matar' (Tampm) ha destacado "la gran actuación del jefe de Servicios de los funcionarios de vigilancia interior en el turno de noche" y también "de los servicios médicos" que atendieron a los funcionarios que intervinieron, quienes, "a riesgo de poder perecer en el intento, lograron salvar la vida del interno y la del resto" de reclusos de la galería en cuestión.

Tampm, a cuenta de este incidente, ha criticado la "situación de violencia y estrés constantes que se vive en el interior de la prisión, así como la falta alarmante de efectivos y medios para sofocar estos graves incidentes, que por desgracia son habituales" en la prisión de Córdoba, que es "una de las cuatro más masificadas del país y alberga a una cantidad ingente de internos muy conflictivos, creando, por tanto, el escenario perfecto para que la tragedia esté cercana".