27 de noviembre de 2020
24 de febrero de 2007

18-F.- IU atribuye los recursos de Ibarra y Barreda a una crisis interna del PSOE y promete velar por el autogobierno

El informe aprobado por mayoría contempla que, pese a la alta abstención, "el texto no pierde legalidad ni legitimidad"

SEVILLA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Ejecutiva Andaluza de IULV-CA, reunida hoy en Sevilla, realizó una defensa del recién aprobado Estatuto de Andalucía, tras el que prometió velar por el autogobierno del que dota a la región, para que este no se vea afectado por el "desconcierto interno sobre política territorial que sufre el PSOE" que, a su juicio, demuestran los recursos que los presidentes de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, y de Castilla la Mancha, José María Barreda, meditan presentar ante el TC por presunta inconstitucionalidad del texto".

En el informe, al que tuvo acceso Europa Press y que fue aprobado por mayoría, con el único voto en contra de los miembros del CUT, la ejecutiva de IU prometió seguir realizando una posición "constructiva y alternativa" a la gestión del gobierno de Chaves, al mismo tiempo que aseguró que mantendrá su disposición a "impulsar los aspectos más importantes y urgentes del nuevo Estatuto, relativos a derechos sociales, competencias, financiación y medio ambiente, entre otros".

Además, IULV-CA prometió que, a partir de ahora, acentuará su oposición al gobierno de Manuel Chaves y que redoblará los esfuerzos en defensa del interés de Andalucía.

Según la federación de izquierdas, Andalucía ya tiene un nuevo Estatuto de Autonomía para afrontar los retos del siglo XXI y el 'No' ha sido ampliamente derrotado pese a la "alta abstención registrada", que, a su entender, responde a "múltiples causas, que deben ser analizadas con sosiego y rigor, pero que no resta legalidad ni legitimidad al nuevo texto, que ha superado todos los requerimientos establecidos por nuestro ordenamiento jurídico y nuestro sistema político para su reforma".

"ERRORES" DE LA JUNTA y "AMBIVALENCIA" DEL PP

Para la ejecutiva regional de IU, la abstención se debe, en primer lugar, a los "errores de la propia Junta, que convocó el referéndum una semana antes de la fecha límite permitida, renunciando a convocarlo en día laborable o en sábado; dando una relevancia menor a los debates en los medios públicos y situándolos en un horario intempestivo; favoreciendo polémicas innecesarias con la campaña institucional y, sobre todo, no enviando a cada casa al menos un ejemplar del nuevo Estatuto de Autonomía".

Además, desde IU, manifestaron que un segundo grupo de razones de la alta abstención están vinculadas al proceso de debate sobre el Estatuto. En este plano, consideraron que el lenguaje y el mensaje "ambivalente del PP durante toda la campaña, ha sido la mejor prueba de que sus dirigentes no han correspondido con lealtad al esfuerzo que realizaron PSOE e IU para incorporarlo al consenso".

Para Valderas, Chaves y el PSOE han confiado "excesivamente" en la fidelidad de sus votantes. "La ausencia de información y pedagogía política sobre el texto, el empacho de bulla y de polémica entre los partidos mayoritarios y la certeza de su aprobación han contribuido no poco al distanciamiento de los ciudadanos", sentenció en su discurso el líder regional de IU.

Ante esta situación, la ejecutiva insta a partidos, sociedad organizada y ciudadanía a reflexionar, ya que creen que "la abstención ha sido una llamada de atención a las fuerzas políticas y una fuerte crítica de las debilidades y carencias de nuestra democracia representativa".

En este sentido, señaló que la democracia muestra síntomas de que "aumenta cada vez más la distancia entre los ciudadanos y sus representantes" y calificó de "urgente y necesario, recuperar la Política, con mayúsculas, y avanzar hacia una democracia participativa".

Así, IU apostilló que el pasado referéndum ha puesto de manifiesto la "debilidad de esta democracia representativa, el secuestro mediático de la democracia, el agotamiento de la etapa de Chaves y del bipartidismo, la demanda de cambios sociales e institucionales y la necesidad de una sociedad civil con más musculatura democrática".

En cualquier caso, la federación de izquierdas indicó que la aprobación del nuevo Estatuto cierra un proceso político y abre una nueva etapa política en Andalucía, "que no es otra que la de su desarrollo y puesta en práctica".

"A partir de ahora, la credibilidad del Estatuto aumentará tanto más cuanto más pronta sea su ejecución. Mientras que el PP parece renegar ahora del Estatuto, afirma que no es prioritario y le resta importancia, Izquierda Unida reafirma su compromiso con el Estatuto, ya que somos responsables del 'Sí', porque hemos movilizado a nuestros cargos públicos y a nuestro electorado, y porque seremos defensores de su cumplimiento", sentenció Valderas.

Para ello, su partido aprobó presentar, "de manera inmediata" en todas la instituciones, iniciativas políticas relativas a la deuda histórica, el Pacto Local, la promoción pública de viviendas, el desarrollo de la ley de Dependencia y la creación de la Red Pública de Servicios Sociales, la aprobación de la renta básica, la negociación de la transferencia del Guadalquivir, o el impulso a los objetivos medioambientales establecidos en el Estatuto".

En su opinión, el desarrollo y la gestión del nuevo Estatuto "exige cambios políticos en Andalucía y la construcción de la alternativa desde la izquierda". "Un gobierno andaluz como el actual, que muestra un bajo perfil político y una gestión débil y sin rumbo, no es el adecuado para impulsar los cambios que nuestra comunidad necesita y que el nuevo Estatuto exige", sentenció.

En cualquier caso, la ejecutiva de izquierdas consideró que la situación de Andalucía merece un gran debate propio y específico, que permita realizar un balance de la actual legislatura y que plantee los criterios y prioridades de cada fuerza política. Para ello, reclamó que, "ahora más que nunca, es necesaria una convocatoria de las elecciones autonómicas separadas de cualquier otro proceso electoral".