19 de junio de 2019
13 de junio de 2019

El GIES de Espartinas propone al PP gobernar "en alternancia" con Salado de alcalde los dos primeros años

El GIES de Espartinas propone al PP gobernar "en alternancia" con Salado de alcalde los dos primeros años
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE SEVILLA - ARCHIVO

ESPARTINAS (SEVILLA), 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Independiente de Espartinas (GIES), cuyo candidato a la Alcaldía de dicha localidad sevillana es el exalcalde popular Domingo Salado, ha propuesto al PP, en el marco de las negociaciones promovidas de cara a la sesión de investidura del sábado, que el Gobierno alternativo propuesto por los populares para superar la mayoría simple del PSOE implique una "alternancia" en la Alcaldía, con los dos primeros años con Salado como primer edil y los dos siguientes con la popular María Helena Romero como regidora.

En un escrito a la cúpula local y provincial del PP difundido por el GIES y recogido por Europa Press, dicha formación impulsada por el exalcalde popular de Espartinas Domingo Salado da cuenta de los contactos celebrados entre los independientes y los populares, merced a la propuesta de estos últimos de conformar un gabinete de coalición que supere la mayoría simple cosechada por el PSOE, que ha sido la fuerza más votada en la localidad aunque con cinco ediles de un total de 17 que conforman la corporación, de nuevo fuertemente atomizada con un total de siete grupos.

En dicho documento, y en un contexto en el que los independientes del GIES han celebrado contactos tanto con el PP como con el PSOE, la formación de Domingo Salado reacciona al "programa de acuerdo de investidura y gobernabilidad para Espartinas" defendido por los populares, avisando de que en dicho texto se echa en falta "respuesta a la propuesta" previamente transmitida por el GIES para "compartir el mandato en alternancia", de forma que Domingo Salado ostentase la Alcaldía "los dos primeros años de gobierno" y la candidata popular, María Helena Romero, "ejercería de alcaldesa los dos años siguientes".

En cualquier caso, el GIES ciñe cualquier acuerdo a un decálogo de "objetivos prioritarios" e "innegociables" para los independientes. Dicho decálogo, recogido por Europa Press, recoge entre otros aspectos una "disminución de las retribuciones del equipo de Gobierno y los asesores por debajo de los límites establecidos por la Federación Española de Municipios y Provincias", así como una rebaja de las asignaciones económicas municipales a los grupos políticos para que se ajusten a las "estrictamente legales". Además, figura en el documento la demanda de una "dedicación exclusiva de la figura de la Alcaldía al municipio", es decir no usar tal cargo "para impulsar carreras políticas personales en otros organismos".

Domingo Salado, por cierto, manifestaba recientemente a Europa Press que el "daño" que le había causado el PP con la designación "a dedo" de María Helena Romero como candidata, extremo saldado con su salida de las filas populares, supondría un "obstáculo" de cara a un hipotético acuerdo entre su grupo independiente y el PP, en el que militó unos 30 años.

MANDATO CONVULSO EN ESPARTINAS

El anterior mandato municipal comenzó en Espartinas con un gobierno de Ciudadanos en franca minoría tras haber superado en votos y ediles al PP, con José María Fernández como primer edil. No obstante, Fernández renunció a la Alcaldía al resultar imputado tras una denuncia del PP, siendo relevado por Olga Hervás. Fernández, eso sí, continuó como concejal dentro del Gobierno local y el pasado mes de febrero de 2018 la mencionada denuncia fue archivada, quedando así libre de cargos.

Además, Ciudadanos sufrió también las renuncias a sus actas de varios de sus concejales y como consecuencia de sus conflictos internos, fueron expulsados de las filas del partido Olga Hervás e Iván Gómez, a cuenta del conflicto protagonizado por ambos después de que Hervás se reincorporase a la Alcaldía tras varios meses de baja en los que Gómez ejerció como primer edil accidental. A cuenta de ello, los concejales de Ciudadanos José María Fernández, Araceli Pila y Carmen Álvarez se desligaron del partido y se alinearon con la alcaldesa como ediles no adscritos, tras lo cual Iván Gómez renunció a su acta de concejal y José María Fernández acabó renunciando a sus competencias de gobierno por diferencias con Hervás.

El escenario político municipal sufrió también la ruptura del acuerdo de gobierno que Ciudadanos y el PSOE mantuvieron durante un tramo del mandato.

El PP, de su lado, sufrió las renuncias a su acta de concejal de Javier Jiménez, quien fuera primer teniente de alcalde durante la etapa del popular Domingo Salado como primer edil, y de Minerva Salas como consecuencia de supuestas "discrepancias" con la concejal María Helena Romero, actual candidata a la Alcaldía. Además, el exalcalde Domingo Salado y el concejal Juan Pedro Corrales se desligaron del Grupo popular para seguir en el Ayuntamiento como ediles no adscritos.

CONFLICTOS TAMBIÉN EN EL PSOE

Respecto al PSOE, sufrió las escisiones de dos de sus ediles y las renuncias de otros dos, con lo que el Ayuntamiento de Espartinas ha acabado el mandato con ocho concejales declarados no adscritos procedentes de Cs, el PP y el PSOE, entre ellos la alcaldesa y las dos ediles que la han acompañado en el Gobierno local en el último tramo del mandato.

Dado el caso, las elecciones municipales se han saldado en esta localidad con el PSOE como fuerza más votada subiendo de cuatro a cinco ediles, mientras el PP cae de cinco a cuatro concejales pero conserva la segunda posición, Vox irrumpe como tercera fuerza con dos ediles, Adelante es la cuarta con otros dos, el Grupo Independiente de Espartinas (GIES) del exalcalde popular Domingo Salado logra también dos concejales, Cs se hunde de seis a un concejal y Vecinos por Espartinas logra el único edil con el que contaba.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Andalucía