16 de octubre de 2019
30 de noviembre de 2009

Abengoa comienza las pruebas en 'Solnova 1', la primera de sus plantas cilindro-parabólicas de Solúcar

SEVILLA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La multinacional andaluza Abengoa ha comenzado la fase de puesta en marcha de 'Solnova 1', la primera de sus cinco plantas cilindro-parabólicas que se construyen en la Plataforma Solúcar, ubicada en el municipio sevillano de Sanlúcar La Mayor.

Según indicó la compañía a Europa Press, 'Solnova 1' cuenta con una potencia de 50 megavatios (mW) y será capaz de generar energía limpia suficiente para abastecer unos 25.700 hogares al año, evitando la emisión de más de 31.400 toneladas de dióxido de carbono anuales.

En este sentido, la citada instalación solar dispone de una superficie de captación de aproximadamente 300.000 metros cuadrados de espejos en una superficie total de unas 115 hectáreas.

'Solnova 1' se convierte así en la primera de las cinco plantas cilindro-parabólicas que estarán en funcionamiento en el futuro en la Plataforma Solúcar y que sumarán un total de 250 mW en funcionamiento, con 50 mW cada una, abasteciendo a más de 100.000 hogares cuando se encuentre a pleno rendimiento.

Para Abengoa, la tecnología cilindro-parabólica es "limpia, madura y cuenta con un extenso historial que demuestra estar preparada para la instalación a gran escala", ya que está siendo instalada a nivel comercial desde los años 80 con un "excepcional comportamiento", fecha desde la que "ha experimentado importantes mejoras a nivel de costes y rendimientos".

En este sentido, explicó que la tecnología cilindro-parabólica basa su funcionamiento en el seguimiento solar y en la concentración de los rayos solares en unos tubos receptores de alta eficiencia térmica localizados en la línea focal de los cilindros.

En estos tubos, un fluido transmisor de calor, tal como aceite sintético es calentado a aproximadamente 400 grados centígrados por los rayos solares concentrados. Este aceite es bombeado a través de una serie de intercambiadores de calor para producir vapor sobrecalentado. El calor presente en este vapor, se convierte en energía eléctrica en una turbina de vapor convencional.

"La tecnología cilindro-parabólica es la tecnología CSP más desarrollada y ha sido el objeto de investigación de Abengoa Solar", concluyó la compañía, que apuntó al desarrollo de cinco plantas de este tipo en su Plataforma Solúcar.