5 de abril de 2020
14 de febrero de 2014

Almunia cree que el sistema tributario español "tiene un problema serio de ingresos" y es partidario de bajar impuestos

Almunia cree que el sistema tributario español "tiene un problema serio de ingresos" y es partidario de bajar impuestos
EUROPA PRESS

SEVILLA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario responsable de Competencia, Joaquín Almunia, reconoce que el sistema tributario español "tiene un problema muy serio de ingresos" y se muestra partidario de "bajar los impuestos", ante este problema "enquistado", ante lo que considera que "la respuesta debe ser europea", y abogar por "un control de las ayudas de Estado, o solo por la vía del gasto, sino también por la vía del ingreso" ante este problema.

Almunia participó en el Foro Joly en Sevilla, donde reconoció que España "tiene una déficit estructural muy alto, enquistado en nuestras cuentas públicas, sobre la capacidad para obtener ingresos de nuestro sistema tributario, que ha caído mucho en la crisis".

Por otro lado, reconoció que en España "existe todavía demasiada regulación, demasiadas barreras y obstáculos para quien iniciar una actividad inversora o para favorecer a esos innovadores; España más bien es un entorno difícil para quienes tratan de crear riqueza, y eso lo dice el Banco Mundial".

Almunia fue presentado por el presidente de Kutxa, Mario Fernández, que fue profesor del comisario europeo de Derecho Mercantil en la Universidad de Deusto, y quien le pidió a Almunia que "nos ilustre desde su atalaya sobre hasta donde llega la incipiente recuperación".

El comisario europeo aludió a las elecciones europeas que se celebran este año, donde aludió a los candidatos de los diferentes partidos, y donde apuntó que "hay riesgos y preocupación por quién ocupe la presidencia" y por la existencia de "antieuropeos de uno u otro signo, algunos claramente fascistas, xenófobos, populistas o euroescépticos".

"Todo ese grupo heterogéneo anti integración europea puede que llegue a un 30 por ciento de representación en el Parlamento europeo, ojalá no llegue a ese nivel, aumentando un 50 por ciento su representación actual, que es una quinta parte del Parlamento", ha aseverado Almunia, quien asegura que "esos populistas no saben responder a la pregunta de cómo salimos de la crisis".

En ese sentido, ha apuntado que "algunos ciudadanos pueden verse tentados por esas voces antieuropeos, pero al ciudadanos realmente le importa cómo salir de la crisis y ver quién tiene la propuesta más creíble".

Almunia ha apuntado que existen "problemas de competitividad en áreas como los costes de la energía", sobre lo que aboga por "más renovables".

VENTAJA EUROPEA

Asimismo, considera que "a los europeos les preocupa el empleo", por lo que en los comicios europeos "debemos ser capaces de explicar qué hay que hacer para la creación de empleo, animar a la inversión y ofrecer empleos de calidad", de forma que "debemos explicar por qué Europa es un activo para favorecer la capacidad para generar empleo de calidad y evitar empleo precario; debemos explicar la ventaja europea".

Almunia lamenta que la crisis "ha aumentando las desigualdades", con mayor aumento de las desigualdades en Europa que en Estados Unidos durante la crisis. A ello se suman la presión de los países emergentes

Ante esto, apunta que "los populistas piden que dejemos de compartir o tener una moneda común y los proteccionistas abogan por mantener las barreras y las fronteras; mientras que otros creemos que hay que abrirnos".

FINANCIACIÓN Y MERCADO ÚNICO

"Estamos en un callejón muy estrecho en el que los bancos no pueden dar crédito a la gente que se lo pide y la gente con proyectos busca otro tipo de financiación porque saben que los bancos están atando corto a quienes le piden riesgo sin garantías tradicionales", ha reconocido Almunia, para el que "la unión bancaria y un supervisor único es una solución".

Almunia ha augurado que "a final de este año, cuando se haya acabado el proceso de valoración de la calidad de los activos y tras las pruebas de esfuerzo de esos 130 bancos, va a haber más posibilidad de los bancos para reforzar sus recursos propios porque los mercados confiarán más en ellos y van a estar reforzados, bien capitalizados y con balance sólido para que se vean en condiciones de aumentar flujos de crédito y retomar nuevos riesgos".

Asimismo, reconoce que en la UE "hay tarea inmensa que hacer, porque falta mercado único de servicios, no tenemos mercado único de telecomunicaciones ni mercado único digital ni de energía; pero Europa no debe ser un conjunto de unidades que formen un mercado raquítico frente a los emergentes, que nos van a pasar en todos los aspectos del mercado interior como no nos unamos".

"SUIZA NO PUEDE TOMAR DECISIONES UNILATERALES"

Sobre el modelo social europeo, lamenta que se hagan "argumentos demagógicos" y apunta la postura de Suiza, que "es nuestro tercer socio comercial, por lo que nos interesa tener buenas relaciones con ellos y tenemos firmados más de 80 acuerdos de cooperación con ellos", de forma que considera que "Suiza no puede tomar decisiones unilaterales en un tema tan sensible que afecta al corazón de Europa sin pensar en las consecuencias".

Considera que Suiza "no puede dar a sus ciudadanos el argumento de la ventaja de ser miembro de la UE".

Por otro lado, reconoce que la crisis económica "ha hecho brota la desconfianza en las instituciones democráticas", algo de lo que es consciente la CE, aunque deja claro que "el perfil del grado de confianza en Europa y en las instituciones nacionales es el mismo", de forma que "tenemos un problema democrático, no es un problema de Europa".

Por ello, insiste en que "hay que explicar no solo qué queremos hacer para salir de donde estamos, sino también explicar por qué Europa es imprescindible para muchos de esos objetivos", aunque insiste en que "si a nivel nacional hay líderes o partidos que intenten socavar la credibilidad de Europa, la desconfianza se multiplica a nivel europeo y nacional".

Asimismo, tras asegurar que en la crisis "el apoyo financiero de Europa a los países ha sido mayor que antes, aunque otra cosa es el buen uso de ese dinero".

Ha reconocido que en materia de energías renovables "se ha generado incertidumbre porque hay países donde ha habido programas de promoción de éstas que no han podido ser financiados".

CHINA, EL FUTURO

Almunia ha apuntado el crecimiento de China "que en diez y 15 años será la economía mayor del mundo, y cada vez son mas competitivos en tecnologías avanzadas, infraestructuras, electrónicas o 'know how' de su sistema financiero".

"China es una potencia mundial y lo va a ser en el futuro, lo que supone una enorme oportunidad para el mundo", destaca Almunia, quien muestra preocupación por posibles tensiones que se puedan generar entre China y Japón o por el riesgo de que "se tome como modelo a China ignorando que no es una democracia donde no se respetan los derechos".

Por ello, considera que "nuestros valores universales europeos o los proyectamos con más energía o dejarán de ser universales".

También ha destacado la importancia de las políticas de cohesión para afrontar desigualdades en Europa, toda vez que "el mercado en libre albedrío pierde fuerza".

Para leer más