19 de junio de 2019
21 de noviembre de 2010

Aprean valora que se fije el 21% de renovables en 2020 y pide un marco regulatorio "estable y sin incertidumbre"

SEVILLA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación de Promotores y Productores de Energías Renovables de (Aprean Renovables), Mariano Barroso, ha valorado que el Congreso de los Diputados haya fijado en el 20,8 por ciento el peso de las renovables para 2020, ya que "cuanto mayor tasa tengan, mucho mejor", y ha dejado claro la necesidad de que "se elimine la incertidumbre y exista un marco regulatorio estable durante ese periodo para poder alcanzar los objetivos marcados".

En declaraciones a Europa Press, Barroso subraya que los empresarios siempre han continuado trabajando teniendo como marco la directiva europea 20-20-20, "una línea en la que aún queda mucho por hacer para alcanzar los objetivos fijados". Así, valora que la tasa fijada por el Congreso sea superior a la marcada por la Unión Europea, ya que "mientras más se apueste por las energías renovables, mucho mejor".

Barroso explica que "aún queda mucho" para completar lo establecido en la directiva europea, aunque deja claro que "ahora se está más preocupado por el escenario de España, que parece que se ha despejado, para saber la nueva estrategia del Gobierno con la nueva normativa".

"Va a existir una bajada de primas para las energías renovables hasta 2013, pero la ventaja es que por fin sabemos que ese es el camino y que tenemos que amoldarnos a él", ha matizado. En este sentido, ha insistido en que el sector es capaz de asumir este panorama desde la "conciencia" de la actual coyuntura económica.

El directivo indica que la "incertidumbre existente hasta el momento era lo que realmente afectaba al sector", por lo que insta a que, en el futuro y con el objetivo de cumplir la planificación prevista "sin problemas", no debe haber "más noticias como la que apuntaba a iniciativas retroactivas". "Las reglas del juego deben estar totalmente marcadas y, entonces, el sector se adaptará a las reglas, siempre que sean lógicas", sentencia.

Por último, apunta que ese desarrollo de las energías renovables en 2020 se verá influido por "multitud de condicionantes", entre los que menciona una posible subida del petróleo, con el incremento de demanda de los países emergentes como China. "Esa situación siempre será positiva, porque harán falta más renovables, se ampliará su hueco", concluye.

NUEVO MODELO ENERGÉTICO

La Subcomisión de Energía del Congreso de los Diputados encargada de diseñar la estrategia energética para los próximos 25 años ha fijado en el 20,8 por ciento la aportación de las energías renovables al consumo final de energía en 2020. Este objetivo supera en ocho décimas el 20 por ciento recogido a nivel comunitario para 2020, pero supone un porcentaje inferior al 22,7 por ciento que el Gobierno había remitido a la Unión Europea dentro del Plan de Acción Nacional de Energías Renovables (Paner).

En su documento final, la Subcomisión dice que "espera conseguir el apoyo del sector" después de cerrar un "acuerdo político con amplio respaldo parlamentario" acerca del nuevo modelo. El texto, aprobado por la abstención del PP y el rechazo de IU, servirá para "despejar las incertidumbres y sentar las bases de un nuevo modelo de energía", al tiempo que fija la contribución de las distintas tecnologías al 'mix' de generación y establece en el 20,8 por ciento el objetivo de consumo final que, en 2020, cubrirán las renovables.

En sus conclusiones, la Subcomisión reitera la posición de que "se debería analizar la posibilidad y conveniencia de que los costes (de las renovables) fuesen soportados por el conjunto de los consumidores del sistema energético español".

Pese a su carácter genérico, esta formulación abre la puerta a la posible aplicación de una tasa sobre los carburantes de automoción que sirva para financiar el desarrollo de las renovables, a lo que se ha opuesto el PP. En el ámbito de las renovables, reconoce que "el sistema de tarifas y primas ha superado claramente las previsiones de alguna tecnología", lo que hace "necesario" adoptar medidas "de corrección de los desequilibrios" que ponen "en peligro" el desarrollo de la energía 'verde'.

Por otro lado, y como ya recogía el texto anterior, en el capítulo sobre centrales térmicas la Subcomisión aboga por que las renovables, que son difíciles de gestionar, "internalicen el coste de mantener la generación térmica de respaldo".