26 de junio de 2019
18 de septiembre de 2010

Aprueban a un alumno suspendido en el Buen Pastor porque el contenido de la asignatura excede el programa

Los padres se felicitan por la resolución y lamentan que los alumnos sean "víctimas" de la competencia entre centros por altas notas en Selectividad

SEVILLA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Educación ha decidido aprobar a un alumno de tercer curso de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) de 14 años de edad del colegio concertado Buen Pastor de Sevilla que había suspendido la asignatura de Ciencias Sociales, Geografía e Historia por considerar que dicho centro ha desarrollado la asignatura con un contenido "muy superior" al que establece el currículo de la ESO en Andalucía.

Así lo establece una resolución firmada por el delegado provincial de Educación, José Jaime Mougán, a la que ha tenido acceso Europa Press, que estima "íntegramente" la reclamación formulada por los padres del alumno afectado por entender que el centro cursa "exceso de materia" en la asignatura de Ciencias Sociales, Geografía e Historia de tercer curso de ESO, al incluir contenidos de Historia del Arte o de Música "equivalentes a los de una Facultad o un Conservatorio Superior".

En concreto, la reclamación se fundamentaba en que el centro cursa la asignatura de Ciencias Sociales, Geografía e Historia "con contenidos muy superiores a los establecidos por la normativa vigente" que establece el currículo de la ESO en Andalucía al incluir "dos conjuntos de contenidos (Historia de la Música y del Arte) que se imparten en forma de ampliación respecto a los contenidos establecidos por la materia".

Según la reclamación de los padres, los alumnos de tercero de ESO han utilizado durante el curso manual de Historia del Arte de segundo de Bachillerato --tres cursos por encima-- y han debido escuchar más de 140 obras musicales para identificar a sus autores, entre los que figuraban piezas como 'Mi patria' de Smetara, 'El tango de la Menegilda' de Federico Chueca, 'El príncipe Igor' de Alexander Borodin o 'Suite española' de Gaspar Sanz. Además los exámenes de Historia del Arte incluían fotografías de retablos e iglesias en las que los alumnos debían identificar elementos como "triglifos, fistilos o peristilos".

PRUEBAS QUE NO CORRESPONDEN A TERCERO DE ESO

En la resolución, la Comisión Técnica Provincial de Reclamaciones asegura que ha podido "constatar" que el alumno reclamante ha realizado en tercer curso de ESO "pruebas cuyos contenidos sobre Música y Arte no corresponden a la Edad Moderna (arte griego o música contemporánea)", contenidos que además se han impartido "sin el más mínimo enfoque didáctico integrado", sino como "bloques con entidad propia que se añaden y no se integran en el desarrollo de la asignatura".

El alumno recurrente había superado dos de los tres exámenes de preevaluación con una calificación de 6,7 y 6 puntos mientras que en el tercero obtuvo 2,75 puntos, lo que se traduce en una evaluación de 4,93 puntos según los "criterios de calificación del propio departamento del centro", subraya la resolución, que constata que el motivo del suspenso son "las calificaciones obtenidas en Música y Arte que aparecen, en la documentación remitida por el centro, con sus propios datos específicos".

Por todo ello, la Comisión Técnica constata que "el alumno reclamante puede alcanzar los objetivos mínimos establecidos para la superación de la materia en su programación oficial y que los motivos del resultado final derivan justamente de las calificaciones obtenidas en Música y Arte que, como se ha podido demostrar, constituyen dos auténticos bloques de contenidos específicos e independientes en todos los aspectos desde la programación hasta los materiales y la evaluación".

SATISFACCIÓN DE LOS PADRES

Los padres del alumno afectado han expresado a Europa Press su "satisfacción" por la resolución de la Delegación Provincial de Educación y ha agradecido a los servicios de inspección la "labor concienzuda y rigurosa" que han realizado en este caso "complicado y fuera de lo común, ya que lo normal es preocuparse por lo poco que enseñan a los alumnos y no porque lo hagan en demasía".

Junto a ello, los padres expresaron su preocupación por el hecho de que "la competencia entre centros privados concertados por lograr sacar las notas más altas posibles en las pruebas de Selectividad provoque que los alumnos se vean sometidos a este nivel estudios", algo que en muchos casos los convierte en "víctimas".

La resolución de la Delegación Provincial de Educación pone fin a la vía administrativa, aunque el colegio Buen Pastor cuenta con un plazo de dos meses para interponer recurso contra ella por vía contencioso-administrativa.