22 de abril de 2019
  • Domingo, 21 de Abril
  • 5 de agosto de 2010

    Arenas, seguro de que Griñán "dejará de ser" el candidato del PSOE-A a la Junta para 2012 tras las municipales

    Ya tiene fijado el contenido de sus primeros consejos de Gobierno y del debate de investidura, convencido de que el PP-A logrará una "mayoría amplia"

    Arenas, seguro de que Griñán "dejará de ser" el candidato del PSOE-A a la Junta para 2012 tras las municipales
    EP

    SEVILLA, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del PP-A, Javier Arenas, se ha mostrado convencido de que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, dejará de ser el candidato del PSOE-A a la Presidencia andaluza en las elecciones autonómicas de 2012, una vez que se conozca el resultado de los comicios municipales de mayo del próximo año.

    "Griñán será presidente de la Junta durante toda la legislatura y dejará de ser el candidato del PSOE para las elecciones de 2012 después de los comicios municipales", ha dicho Arenas en una entrevista con Europa Press.

    Para el dirigente popular la "gran crisis" que se va a producir en el PSOE-A después de las elecciones municipales va a suponer "un cambio de liderazgo" en ese partido. Se mostró convencido de que en muchos municipios del interior en los que tradicionalmente ha ganado el PSOE, se van a producir "unos resultados que van a sorprender mucho" a ese partido. "La antesala del cambio no va a estar ni en las capitales ni en la costa, sino que va a estar en que el cambio ya sopla en el interior de Andalucía", dijo.

    Javier Arenas se ha mostrado seguro de que Griñán "ya tiene decidido que no va a ser el candidato" del PSOE-A en las elecciones autonómicas de 2012, por lo que ha decidido nombrar a Mar Moreno como consejera de la Presidencia. "Griñán tiene claro que si su partido fracasa de forma rotunda en las elecciones municipales, bastará con decir que Moreno es la candidata, mientras creo que él seguirá como presidente de la Junta hasta el último día", ha indicado Javier Arenas.

    Asimismo, ha opinado que el optimismo y el ánimo de victoria del PSOE-A "se lo está cargando el equipo actual, ya que el partido Socialista de Andalucía es todo lo contrario a un equipo ganador".

    En este sentido, ha expresado que, hoy por hoy, el PP-A ganará las elecciones autonómicas, apuntando que, sin duda, hay que "hacer un esfuerzo extraordinario para que esa victoria signifique una mayoría amplia de gobierno". "El objetivo no es ganar, sino gobernar", indicó Arenas, para quien Andalucía necesita un cambio político que llegará a ser un cambio de mentalidad. Arenas ha indicado que no cree que el cambio se vaya a expresar con tibieza, apuntando que si hay un vuelco electoral, la mayoría del PP "va a estar claramente por encima de la mayoría absoluta".

    De igual manera, aprovechó para manifestar que Griñán, si ejerce con dignidad su responsabilidad al frente de la Junta, debería posibilitar que las próximas elecciones andaluzas sean separadas de cualquier otro comicio.

    YA TIENE EL GOBIERNO EN LA CABEZA

    Convencido de su victoria electoral, Arenas ha reconocido que ya tiene en la cabeza la composición de su futuro Gobierno andaluz, compuesto por diez consejeros, alguno de ellos independiente, y con una importante presencia de mujeres.

    Asimismo, trabaja con la idea de que en el primer Consejo de Gobierno serán clave los nombramientos de los viceconsejeros y de los jefe de gabinete de los consejeros, mientras que en un segundo Consejo de Gobierno se hará efectiva "la reducción espectacular de altos cargos de la Junta, con un paquete importante de directores generales que intentaremos que todos sean funcionarios".

    Indicó que se reunirá con los sindicatos y empresarios en 48 horas después de la investidura y planteará una agenda de diálogo social con reformas profundas. En el primer Consejo de Gobierno se abordará también, según ha apuntando, una reforma de las administración, mientras que un segundo Consejo de Gobierno estará dedicado a la política fiscal y se planteará la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones.

    Otros proyectos de Arenas pasan por la puesta en marcha, en el primer mes de su Gobierno, de un plan integral de protección de las mujeres víctimas de la violencia de género, al tiempo que remitirá un proyecto de ley al Parlamento para garantizar elecciones separadas, y se pondrá en marcha la reforma educativa. "Esa será la agenda del cambio en los primeros 40 días", indicó.

    Tras manifestar que su Gobierno será "el más austero de la historia de Andalucía y el más reformista", Javier Arenas también tiene en mente que se acometan reformas legales que quiten de las leyes "la propaganda" que hay actualmente y tiene previsto anunciar en el debate de su investidura "un paquete de diez leyes centrales, que tendrán mucho que ver con la economía, con el empleo, con la educación y con administración de Justicia".

    Respecto a la 'deuda histórica', se ha mostrado convencido de que la Justicia dará la razón al recurso del PP-A en contra del pago en solares, mientras apuntó que, en cualquier caso, tiene el "compromiso político" del presidente del PP, Mariano Rajoy, de que cuando llegue al Ejecutivo de la Nación, resolverá este asunto con el pago en metálico.