14 de agosto de 2020
23 de septiembre de 2009

El Ayuntamiento critica el "miserable" intento del PP de "sacar rédito político" del brote de legionelosis

SEVILLA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La delegada de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Sevilla, Teresa Florido, acusó al PP de "confundir a la opinión pública con datos que no son reales" en cuanto a las inspecciones de las torres de refrigeración, calificando de "miserable" su intento de "sacar rentabilidad política" del brote de legionelosis que se ha cobrado tres vidas.

Florido explicó que son exactamente 198 torres de refrigeración las registradas por el Ayuntamiento a través de la Unidad Medioambiental, 26 de las cuales ya han sido revisadas y, de la zona de La Macarena, "el cien por cien han sido inspeccionadas y tratadas como prevención". Igualmente, aseguraó que se están haciendo todos los esfuerzos necesarios para controlar el foco de infeccion y que muy pronto "sabremos de dónde procede dicho foco, una vez se obtengan los resultados de las muestras recogidas".

Teresa Florido exigió al PP colaboración y calificó de "miserable" pretender "sacar rentabilidad política en un tema tan sensible como es la salud pública, un incidente tan desgraciado para los afectados como es un brote de legionela, algo que puede ocurrir en cualquier ciudad, con cualquier ayuntamiento y con cualquier partido en el gobierno municipal".

Recordó también de nuevo la delegada que, según el artículo 3 de la normativa vigente, los titulares de las torres de refrigeración "no sólo tienen la obligación de registrar sus equipos en el Ayuntamiento para su control, sino que deben mantenerlos en las condiciones adecuadas".

Respecto al compromiso adquirido por la delegación de realizar 50 revisiones anuales, Teresa Florido vuelve a repetir que el trabajo de la nueva unidad creada tan solo hace poco más de un año "comenzó con el censo de torres de refrigeración y se intensificó a partir del pasado mes de julio con las revisiones, registrándose hasta la fecha un total de 26 inspecciones, trabajo que se incrementará en los próximos meses, "por lo el PP puede quedarse tranquilo ya que aún quedan más de tres meses para finalizar el año y muy posiblemente para entonces se hayan superado el medio centenar de inspecciones".

También quiso aclarar la delegada que el censo está vivo, es decir, que "hay que actualizarlo continuamente, ya que los titulares tendrán que ir dando de alta las nuevas torres y de baja las que dejen de estar en uso, así que la cifra censada irá variando".

Florido aseguró al PP "que no le quepa la menor duda de que se incoarán cuantos expedientes sean necesarios a los titulares de los equipos que no cumplan con la normativa vigente".

Como ya explicó ayer la delegada, la unidad medioambiental se creó en abril del pasado año y su actividad, además de las torres de refrigeración y agua caliente sanitaria se combina con la del censo y control de los locales de piercing y tatuajes, además de haber tenido que inspeccionar tanto el verano del 2008 como el del 2009 todas las piscinas de uso público y comunitario de la ciudad.