30 de marzo de 2020
11 de noviembre de 2014

El Ayuntamiento defiende que trabaja "a destajo" para reactivar los equipos de tratamiento familiar

SEVILLA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

La concejal delegada de Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación del Ayuntamiento de Sevilla, Dolores de Pablo-Blanco, ha defendido este martes que su área trabaja "a destajo" para reactivar los equipos de tratamiento familiar encargados del Programa de Atención a Familias con Menores en Riesgo, cuya plantilla pasó al paro el pasado 6 de noviembre al no ser renovados sus contratos en un conflicto en el que, nuevamente, las fuerzas de oposición culpan al Gobierno municipal y éste a la Junta de Andalucía.

Según los afectados, merced al programa autonómico de Atención a Familias con Menores en Riesgo, el Ayuntamiento de Sevilla cuenta con dicho servicio desde el año 2000, a través de un convenio anual que regula la financiación y las actuaciones en cuestión. Merced a dicho convenio, el Ayuntamiento de Sevilla ha contado desde el año 2000 con una red de equipos de tratamiento familiar formados por psicólogos, educadores sociales y trabajadores sociales, para el tratamiento de familias con menores en riesgo de exclusión.

Los afectados explican que, normalmente, el día 5 de noviembre de cada año finalizaban los contratos de trabajo de los 21 profesionales de estos equipos de tratamiento familiar, si bien tales contratos eran inmediatamente renovados, al día siguiente, para continuar con los trabajos. Sin embargo, y según dicen a Europa Press los trabajadores, en esta ocasión los contratos de trabajo expiraron la semana pasada sin que hasta el momento hayan sido renovados.

Los trabajadores, en ese sentido, han protagonizado este martes una concentración protesta a las puertas del Ayuntamiento, siendo varias empleadas de este colectivo desalojadas del pleno que se celebraba, toda vez que la concejal popular Dolores de Pablo-Blanco defiende en un comunicado que "el programa no se ha quedado colgado". "La Junta de Andalucía nos remitió la resolución para la renovación del programa el mismo día que acababa, el 5 de noviembre a última hora de la mañana, y mediante un documento escaneado, ya que el original no le daba tiempo a entregarlo en tiempo y forma, y aún no ha enviado la addenda al convenio que se tiene que firmar", ha manifestado.

En ese sentido, critica que Iu-CA defienda que la Junta entregó la documentación "en tiempo y forma" y niega "dejadez" por parte del Gobierno local. "El programa está renovado en el último minuto y ahora nos queda trabajar a destajo para poner en marcha el programa a la mayor brevedad posible", dice la concejal.

Además, ha recordado a IU que "la Junta de Andalucía viene aplicando un recorte de 8,15 por ciento en este programa, como el año pasado. En cambio, el Ayuntamiento de Sevilla aportará 421.640,63 euros lo que supone un aumento del 33,43 por ciento respecto a la anualidad anterior".

"Si tan preocupado está el señor García, lo que debe hacer enterarse de verdad lo que ha ocurrido y no decir lo primero que se le ocurre. Que se atreva y le exija a sus compañeros de partido en la Junta de Andalucía que envíen la adenda al convenio que tenemos que firmar en tiempo y en forma para que nunca vuelva ocurrir esto, puesto que ni si siquiera el 5 de noviembre nos remitió el documento oficial firmado, se limitaron a anticiparlo escaneado a última hora de la mañana. En vez de criticar a este equipo de Gobierno podía ir a reclamarle a la Junta de Andalucía", ha señalado De Pablo-Blanco, que ha añadido que "el problema está en que no nos pretenden dejar tiempo para poner en marcha el programa. Necesitamos unos días para ponerlo en marcha, como IU debe saber, y en ello venimos trabajando, si la Junta no se hubiera retrasado no pasaría esto".