18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 29 de julio de 2009

    El Ayuntamiento estudiará proteger del vandalismo y las aglomeraciones el monumento de la Inmaculada

    El Ayuntamiento estudiará proteger del vandalismo y las aglomeraciones el monumento de la Inmaculada
    AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

    SEVILLA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El monumento a la Inmaculada Concepción, construido en 1918 bajo el diseño de Lorenzo Coullaut Valera para coronar la Plaza del Triunfo, está actualmente siendo sometido a un proceso de restauración protagonizado por la empresa 'Dédalo Bienes Culturales' y coordinado por el conservador Carlos Núñez, que en calidad de experto ha aconsejado al Ayuntamiento de Sevilla algún tipo de protección física o "encajonamiento" al menos para momentos eventuales al objeto de que el monumento no sufra nuevos deterioros.

    El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento y delegado de Infraestructuras para la Sostenibilidad, Antonio Rodrigo Torrijos, ofreció hoy una rueda de prensa junto al coordinador del proyecto adjudicado a 'Dédalo Bienes Culturales' para rehabilitar este emblemático monumento, ubicado entre la Catedral, los Reales Alcázares y el Archivo de Indias. El monumento, como recordaron, ya sufrió daños en un atentado "con bomba" perpetrado en 1931 y en 1994 y 2007 ha sido sometido a trabajos de conservación.

    Estos nuevos trabajos de conservación y restauración, adjudicados por 59.965,51 euros, se desarrollan desde el pasado mes de mayo con un equipo de científicos, restauradores e incluso historiadores, porque como recordó Núñez, la nueva Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía supedita la reposición de elementos en los monumentos a la acreditación histórica de su diseño original.

    El monumento, realizado en mármol y piedra arenisca, presenta diversas patologías que han producido graves pérdidas materiales en el mismo, necesitando una intervención global para su conservación que restituya sus valores originales. Así mismo, se contemplan actuaciones de restauración en los retratos existentes en dicho monumento y que corresponden al teólogo Juan de Pineda, el poeta Miguel Cid, el escultor Juan Martínez Montañés y el pintor Bartolomé Esteban Murillo.

    Respecto a los materiales que componen el conjunto escultórico, todo el monumento se hizo de piedra y, simbólicamente, la escultura de la Inmaculada Concepción, se talló en mármol blanco de Carrara, el resto se labró en arenisca.

    ARENISCA DEGRADADA

    Según se explica en el estudio para la ejecución de las obras de restauración, el mármol de Carrara presenta un estado aceptable de conservación, si bien, muy meteorizado y más poroso en superficie de lo habitual, ello es debido a su exposición a los agentes climáticos y a la contaminación urbana. Por el contrario, la arenisca que compone el resto del monumento se encuentra muy degradada, presentando fisuras y descohesión que se traducen en graves pérdidas de volumen.

    Estos procesos de alteración no son generales, sino que se concentran en zonas concretas, especialmente en aquellas muy elaboradas, como son las esculturas de la base. Problema añadido es el "vandalismo que sistemáticamente sufre el monumento", lo que llevó a Carlos Núñez a aconsejar al Ayuntamiento algún tipo de protección física para el monumento, al menos en las ocasiones en las que la Plaza del Triunfo alberga grandes aglomeraciones de personas. Rodrigo Torrijos, de su lado, se comprometió a estudiar esta posibilidad.

    PROTECCIÓN ADMINISTRATIVA

    El monumento no tiene una figura de protección específica, si bien se encuentra afectado por las diferentes figuras de protección del entorno al que se encuentra adscrito, así, la Plaza del Triunfo tiene categoría de "enclave" dentro del Catálogo de Espacios Públicos Protegidos en el Conjunto Histórico de Sevilla. Además, como reconocimiento internacional de sus valores, está situado dentro de los límites del espacio urbano distinguido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

    Por último, el viernes día 31 de julio, en el cierre oeste de la obra, frente a la fachada del Archivo de Indias, se instalará una lona informativa que recoge la historia del monumento y fotografías históricas del mismo, con textos en español e inglés. Ésta será la primera de una serie de lonas explicativas, con las que se irán cubriendo las vallas que cierran la obra y desde las que se informará al público en general de los trabajos según se vayan desarrollando.