29 de noviembre de 2020
29 de octubre de 2020

El Ayuntamiento de Sevilla trata este viernes el arrendamiento del auditorio de la Cartuja tras iniciar la extinción

SEVILLA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Después de que el Ayuntamiento hispalense acordase en enero iniciar un procedimiento administrativo destinado a extinguir el contrato de arrendamiento gracias al cual la sociedad TCM Audiovisión goza desde 2002 de la gestión y explotación del auditorio Rocío Jurado, construido en la Cartuja con motivo de la exposición universal de 1992 y de titularidad municipal desde 2006, el orden del día de la junta de gobierno a celebrar este viernes incluye un punto relativo al citado contrato de arrendamiento.

El acuerdo aprobado en enero, recogido por Europa Press, detallaba que el recinto, legado de la exposición universal de 1992 y diseñado por el arquitecto Eleuterio Población Knappe, estaba en manos de la Sociedad Estatal de Gestión de Activos (Agesa), que en 2002 suscribió un contrato de arrendamiento respecto al mismo con la sociedad TCM Audiovisión, gracias la cual dicha entidad privada se hacía cargo durante 30 años de la gestión y explotación del auditorio.

En ese sentido, cuando en 2006 Agesa cedió la titularidad del auditorio al Ayuntamiento de Sevilla, este último quedaba "subrogado en los derechos y obligaciones del arrendador", con lo que TCM Audiovisión mantuvo la gestión del recinto, nominado entonces en favor de la cantante Rocío Jurado con motivo de la muerte de la misma y su relación con dicha construcción, pues fue la artista encargada de estrenarlo y celebró muchas actuaciones en él.

No obstante, y conforme al citado contrato de arrendamiento del auditorio, el mencionado acuerdo de la junta local de gobierno exponía que entre 2007 y 2019, TCM Audiovisión habría acumulado deudas con el Ayuntamiento por importe de más de 2,53 millones de euros, por el "impago de las rentas" incluidas en dicho contrato de alquiler, extremo por el cual se decidía iniciar la extinción del mismo.

Frente a este acuerdo de la junta local de gobierno, empero, la empresa afectada contaba con el correspondiente plazo de alegaciones, toda vez que de otro lado, la Comisión de Patrimonio Histórico, adscrita a la Consejería de Cultura, aprobaba recientemente solicitar "documentación complementaria" a la propuesta de TCM Audiovisión para un "estudio de viabilidad urbanística" destinado a la reforma del recinto, la instalación de una cubierta sobre el mismo y la ampliación del complejo mediante la construcción de un hotel.