26 de octubre de 2020
19 de septiembre de 2020

Buzos de Endesa trabajan a 15 metros de profundidad para modernizar la central hidroeléctrica de Cala, en Sevilla

Buzos de Endesa trabajan a 15 metros de profundidad para modernizar la central hidroeléctrica de Cala, en Sevilla
Trabajos en la central hidroeléctrica de Cala - ENDESA

SEVILLA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Endesa ha informado de que, a 15 metros de profundidad en el embalse de Cala, seis buzos están colocando un "tapón" de dos metros de diámetro con el fin de extraer la válvula mariposa que permite accionar la central hidroeléctrica de Cala, en funcionamiento desde hace 93 años.

En un comunicado, señala que la delicada operación es parte de los trabajos de mantenimiento y modernización de la infraestructura hidroeléctrica de Endesa en los que se están invirtiendo más de 400.000 euros. Como parte de los trabajos, se va a sustituir la primera válvula que hay en el embalse, la válvula de toma.

Esta válvula se encuentra junto al embalse, instalada al inicio de la galería de conducción de cinco kilómetros que, en su tramo inicial, discurre bajo tierra. La válvula es accesible exclusivamente a través de un pozo vertical de 30 metros de profundidad, situado en la proximidad del embalse, diseñado para permitir el acceso al tramo inicial de la galería de conducción.

Para poder sustituirla, se debe colocar previamente un tapón obturador que proteja los trabajos, impidiendo la llegada de agua a ese tramo de la conducción. Dicho tapón quedará instalado de forma provisional en el arranque de la galería, a unos 15 metros bajo el nivel actual del embalse y a unos 50 metros del inicio de la galería desde el propio muro del embalse.

Los primeros trabajos subacuáticos para la colocación del tapón obturador se están llevando a cabo descendiendo a 15 metros de profundidad y desplazándose por un túnel unos 50 metros, sin visibilidad. Allí los buzos, una vez quede colocado el tapón, deben montar todas las piezas que conforman el obturador, un trabajo de gran precisión.

Una vez quede colocado ese tapón, los técnicos y buzos de Endesa empezarán a desmontar la válvula, accediendo a ella a través del pozo vertical de 30 metros. Una vez desmontada y extraída esta válvula, se procederá a instalar la nueva maquinaría, de 2,5 metros de diámetro y diez toneladas de peso en esa misma posición.

Tras completar la instalación de la nueva válvula de toma en el pozo de 30 metros, los buzos procederán a retirar el tapón obturador instalado en estas fechas, accediendo hasta él de nuevo desde el inicio de la galería, bajo unos 15 metros respecto al nivel actual del embalse.

La particularidad de estos trabajos ha llevado al Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS) a participar en los mismos, con el fin de conocer las instalaciones bajo agua y al mismo tiempo llevar a cabo unas prácticas en entorno real.

La unidad de la Guardia Civil que ha participado en los trabajos de Endesa, tiene base en el Cuartel de Eritaña, en Sevilla, y su zona de actuación engloba las provincias de Huelva, Sevilla, Córdoba y Jaén. La participación de los buzos de la Guardia Civil ha servido también para crear futuras sinergias entre ambas entidades.

La Central Hidroeléctrica de Cala, toma el agua para sus turbinas del embalse de Cala, a través de una conducción de cinco kilómetros formada por galerías, tuberías y válvulas. Estas instalaciones datan incluso desde su origen, en 1927.

Para leer más