19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 23 de junio de 2009

    Caixa Catalunya oferta viviendas de alquiler a jóvenes de Jaén y Cádiz a un precio ajustado a sus ingresos

    SEVILLA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La Obra Social de Caixa Catalunya lanzó el programa Alquiler Social para Jóvenes, que en el caso de Andalucía beneficiará a jóvenes de las provincias de Jaén y Cádiz, a los que les brindará la oportunidad de acceder a un piso en régimen de alquiler a un precio "ajustado a sus ingresos".

    Según indicó la caja catalana en una nota, el programa de alquiler social para jóvenes tiene el objetivo de "atenuar la complicada situación de acceso a la vivienda que viven los jóvenes andaluces" y se dirige a personas de 18 a 35 años con pocos recursos económicos, esto es, que no sean propietarios de ninguna vivienda y que tengan unos ingresos comprendidos entre el 60 y el 120 por ciento de la mediana de la renta de su comunidad autónoma.

    La primera promoción de viviendas, se entregará mediante un sorteo para el que tendrán más opciones las personas con mayor problemática social, con un contrato de 5 años de duración y que, al finalizar, se planteará la renovación. También se podrá solicitar la compra de la vivienda.

    El alquiler será "a un precio ajustado a los ingresos de los solicitantes". Este sorteo se llevará a cabo el 7 de julio, y, en el caso de Andalucía, el programa se desarrolla en las provincias de Cádiz y Jaén.

    El plazo para presentar solicitudes finaliza el próximo 30 de junio. Los solicitantes tendrán que hacer constar sus datos y los de los familiares o acompañantes que convivirán con él. En cada solicitud se puede optar por un máximo de tres viviendas diferentes. En caso de resultar beneficiario de más de una, el solicitante tendrá que elegir.

    En el caso de Jaén, el programa se desarrolla en la ciudad de Linares, mientras que en el caso de Cádiz, el programa se desarrolla en el municipio de San Roque.

    La cantidad a pagar por el alquiler de la vivienda estará marcada por las posibilidades económicas del solicitante. Para calcular el precio del alquiler, se tendrá en cuenta el 30 por ciento de los ingresos de las personas que convivirán. A la vez, la Obra Social de Caixa Catalunya ha establecido un precio máximo, siempre inferior al del valor de mercado y al de protección oficial. La cuota final a pagar será la que más beneficie al inquilino, es decir, la más baja entre el 30 por ciento de sus ingresos y el máximo establecido por la obra social.

    Además, la Obra Social de Caixa Catalunya dotará de más posibilidades para participar al sorteo a las familias monoparentales, familias numerosas, con personas discapacitadas o con dependencia, que tendrán más opciones para el alquiler de la vivienda. De esta manera, a la opción inicial se añadirán dos extras en el caso de ser familia numerosa, de que alguna de las personas tenga algún grado de dependencia o discapacidad reconocida y tres para las familias monoparentales.

    Asimismo, en cada piso deberá haber un mínimo de dos inquilinos, de forma que "se fomentará la convivencia, pues no necesariamente tendrán que ser familiares, pueden presentar la solicitud personas sin parentesco".